>

¿Cuáles son los productos derivados de las abejas?

  • Miel: La miel ha sido objeto de múltiples estudios y se le atribuyen multitud de propiedades beneficiosas para el organismo: antioxidante, antiinflamatorio, estimuladora de la epitelización y regeneración de los tejidos, tratamiento de desórdenes gastrointestinales, gingivitis y enfermedades periodontales.
  • Jalea real: La jalea real es la sustancia natural secretada por las abejas obreras jóvenes, mediante la fermentación del polen y la miel. La jalea real ecológica aporta 8 aminoácidos esenciales (como la prolina, la lisina, la arginina y los ácidos glutámicos), lípidos (como el ácido graso 10-hidroxidecenoico), minerales (sodio, potasio, fósforo, calcio, hierro y zinc), vitaminas del grupo B y royalisina, un péptido de 51 aminoácidos que caracteriza a la jalea.
  • Polen: El polen de abeja contiene metabolitos secundarios (flavonoides, ácidos fenólicos, fitoesteroles y carotenoides), vitaminas (tocoferol, niacina, tiamina, biotina y ácido fólico), minerales (sodio, potasio, magnesio, hierro…), enzimas y coenzimas, el polen de abeja contiene compuestos con acción antioxidante, ayuda a mejorar la inmunidad y apoya un buen funcionamiento del corazón y la salud de los vasos sanguíneos.

¿Cuáles son los beneficios de la miel para el ser humano?

  • Uno de los usos tradicionales más arraigados de la miel en nuestra sociedad es su uso para aliviar el dolor de garganta y la tos, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y demulcentes (suaviza las mucosas irritadas).
  • En un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se indica que un té caliente con miel y limón ayuda a paliar el dolor de garganta y la tos nocturna gracias a su efecto demulcente: incrementa la producción de saliva y tragar, interfiriendo con el reflejo de la tos. Además, la miel puede cubrir los receptores periféricos sensoriales que inician la tos.