Magnesio marino

Contenido superior al 58.8% en magnesio elemental

Para superar las épocas de fatiga y estrés

Magnesio marino

PRINCIPALES INDICACIONES:

Fatiga, estrés, calambres, espasmofilia.

9,00 €

Ref. DM06 En Stock

Alegaciones de salud reconocidas por los organismos siguientes:

Según la Comisión Europea, el magnesio reduce la fatiga. El magnesio ayuda también a tener un metabolismo energético normal, a mantener una función muscular normal y a mantener una síntesis proteica normal.

Descripción

En Francia, a casi una mujer de cada 4 y a un hombre de cada 6 les falta magnesio.

El magnesio es esencial para muchas de las funciones del organismo. Presente en todas las células del organismo, (en total, el cuerpo de un adulto dispone de aproximadamente 25 g de este mineral), participa entre otras en más de 300 reacciones enzimáticas. Es indispensable para mantener el equilibrio nervioso y muscular.

En caso de organismo con reservas escasas de magnesio, necesita una cantidad diaria y constante para satisfacer a sus necesidades. La carencia de magnesio es causa de un estado generalizado de cansancio y estrés. Una dosis diaria equilibrada de magnesio proporciona descanso, serenidad y energía. Está especialmente indicado para los deportistas que debido al ejercicio físico tienen una gran pérdida de magnesio con el esfuerzo.

Nuestro magnesio marino extraído del agua del mar mediterráneo después de su desalinización y lagunaje es filtrado, evaporado en vacío y cristalizado, sin la adición de conservante o de productos químicos.

Este extracto puro de agua de mar es un concentrado de más del 58.8% de magnesio, bajo sus diferentes formas naturales, tales como óxido, hidróxido, sulfato y cloruro, permitiendo una asimilación óptima.


Información detallada

El magnesio forma parte de los minerales indispensables del cuerpo humano. Es esencial para numerosas funciones del organismo. Presente en todas las células del organismo, (en total, el cuerpo de un adulto dispone de aproximadamente 25 g de este mineral), participa entre otras en más de 300 reacciones enzimáticas. El magnesio contribuye a la producción de energía a nivel celular, así como a la síntesis de las proteínas.

El magnesio marino contribuye a la relajación muscular (25% almacenado en los músculos). Permite además conservar en buen estado la estructura ósea (60% del magnesio del organismo está almacenado en los huesos) ). El resto se reparte entre el cerebro y los órganos vitales como el corazón, el hígado, los riñones, etc. El magnesio ejerce además un efecto regulador sobre el tránsito intestinal.

La carencia de magnesio es causa de un estado generalizado de cansancio y estrés.

En Francia, una mujer de cada cuatro y un hombre de cada seis sufre carencia de magnesio. El organismo con reservas escasas de magnesio, necesita una cantidad diaria y constante para satisfacer sus necesidades. Las necesidades del organismo varían de 300 a 400 mg al día aproximadamente, en función de las edades y del sexo. Aumentan especialmente entre las mujeres embarazadas, las que están amamantando y las personas mayores. También  durante una actividad física intensa, mediante el sudor se elimina una parte importante de magnesio.

El magnesio marino está especialmente indicado para los deportistas que practican ejercicio físico y que pierden grandes cantidades de magnesio durante el esfuerzo.

La extracción del magnesio marino:

¡El magnesio marino es un extracto puro de agua de mar y el resultado de un proceso muy largo (más de 5 años) y natural conocido desde miles de años!

Todo comienza en las marismas saladas del Mediterráneo que producen la sal.

El primer año, el agua del mar se dirige hacia las marismas saladas. La exposición al sol y a la temperatura exterior provocan la evaporación del agua hacia la superficie. Los cristales de sal que suben a la superficie se “recogen” para formar la sal conocida para el consumo humano. El líquido que queda, aún sin cristalizar, se desplaza hacia otras marismas para un segundo ciclo de evaporación. Durante el segundo y el tercer año, se recogen siguiendo el mismo proceso los cristales de sulfato de sodio y de magnesio. El agua del mar se deja evaporar otros 2 meses más. Al cabo de lo 5 años, quedará agua con cloruro de magnesio que ya no formará cristalitos. Esta agua de mar residual se transfiere a los depósitos donde evaporará y se librará del cloruro, para que se cristalice del todo. Tras una última fase de purificación y estandarización al 58.8% de magnesio, el producto se convertirá en polvo blanco muy fino mediante un proceso de purificación seca.

Composición

INGREDIENTES:

Por dos cápsulas: 600 mg de magnesio marino (óxido de magnesio) titulado al 58.8% en magnesio (es decir, 352.8 mg) (94% VRN*)

*VRN: Valores de Referencia de Nutrientes.

OTROS INGREDIENTES:

Maltodextrina, antiaglomerante (E470b): sales magnésicas de ácidos grasos, cápsula vegetal: hidroxipropilmetilcelulosa.

ALÉRGENOS:

Este producto no contiene alérgenos (según el Reglamento (UE) Nº 1169/2011) ni organismos modificados genéticamente.

FABRICACIÓN Y GARANTÍA DE CALIDAD:

Este complemento alimenticio está fabricado por un laboratorio siguiendo las normas BPF. Las BPF son las Buenas Prácticas de Fabricación vigentes en el sector farmacéutico europeo (en inglés GMP, Good Manufacturing Practice).
El contenido del principio activo está garantizado por análisis regulares que se pueden consultar online. Nuestro magnesio marino se extrae mediante procesos naturales.

Uso

CONSEJOS DE USO:

2 cápsulas al día con medio vaso de agua, durante las comidas.

PRECAUCIONES:

Se desaconseja para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. No exceder la dosis diaria recomendada.

ADVERTENCIAS:

Los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutos de una dieta variada y equilibrada y un estilo de vida saludable. En caso de tratamiento médico, consulte con su terapeuta. Solo para adultos. No dejar al alcance de los niños más pequeños.

INSTRUCCIONES DE ALMACENAMIENTO:

Conservar en un lugar fresco, seco y fuera del alcance de la luz.

Sus preguntas