Alternativas saludables al consumo del café

El café es una de las bebidas más consumidas por el mundo entero. Cada lugar, cada país y cada cultura tiene la costumbre y la tradición de consumirlo de una forma distinta. Es conocido por todos, por ser una bebida rica en cafeína. Esa sustancia que le confiere sus propiedades estimulantes y parte de su sabor amargo. 

Lo que tiene que saber de la cafeína 

La cafeína es un alcaloide producido por las hojas, las semillas o los frutos del café. Estos frutos contienen ácidos orgánicos que condicionan e influyen en el sabor, olor y aroma del café; siendo los responsables de su acidez. Además contiene minerales (potasio, magnesio, calcio, cromo...) y vitaminas (niacina).

La cafeína es una sustancia que penetra con facilidad en todas las células del organismo y estimula la transmisión de los impulsos entre las neuronas. Por ello, se admite que una cantidad diaria de cafeína inferior a 300 miligramos, equivalente a dos o tres tazas de café, tonifica al organismo, alivia la fatiga, retrasa el cansancio y favorece las funciones intelectuales. 

No obstante, el problema estriba en la calidad del café que consumimos en el día a día y que en muchas ocasiones, no es sólo su calidad sino que su toma excede esa cantidad diaria indicada. Para ello, la naturaleza le brinda alternativas saludables al consumo del café.  

La respuesta natural a la vitalidad 

Entonces, ¿cuáles serían esas alternativas? Por ejemplo, entre otras se puede hablar del Ginseng, del Guaraná, de la Espirulina y de la Rhodiola.  

  1. El Ginseng

La raíz tónica del Ginseng ha sido utilizada desde hace miles de años en la medicina tradicional china y en la actualidad, la propia Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha establecido que su uso o consumo es idóneo para combatir los síntomas de la astenia, como la fatiga y la debilidad. 

Gracias a sus compuestos bioactivos, el ginseng ayuda a reestablecer el equilibrio general del organismo y a hacer frente a distintos tipos de estrés, que estarían relacionadas con una modulación a nivel del eje hipotalámico-hipofisario-adrenal.

Diversos estudios han asociado la fatiga crónica con el estrés oxidativo y que la ingesta de ginseng, tiene un efecto positivo en la mejora del estado de ánimo y el rendimiento mental gracias a sus propiedades antioxidantes. 
 
Nuestro extracto concentrado de raíz de ginseng rojo coreano (Panax ginseng C.A. Meyer) ecológico está titulado al 15% en ginsenósidos que aseguran su calidad y efectividad. 

  1. El Guaraná

Por otro lado, el Guaraná es considerado como la planta medicinal con grandes propiedades terapéuticas que estimulan el sistema nervioso central, por ser: tónica, estimulante, adelgazante y afrodisíaca.

Sus semillas contienen bases xánticas, es decir, contienen: cafeína (3.5-8%) y teobromina (0.02-0.05%); taninos catéquicos: 6% catequina, 3% epicatequina y proantocianidinas; saponósidos y aceite esencial. Cuando se procesan las semillas, en función del tratamiento aplicado se puede concentrar el contenido en cafeína superior al 10%.

El guaraná ayuda a mejorar la fatiga, estimula el organismo y tiene propiedades cardioprotectoras y antioxidantes. Además, gracias a su alto contenido en cafeína, el guaraná se utiliza también en tratamientos de adelgazamiento ya que ayuda a aumentar la tasa metabólica y la termogénesis, favoreciendo el consumo de energía.

Nuestro Guaraná, con más del 12% de cafeína  nativa, es el que contiene más porcentaje de esta sustancia en el mercado.

  1. La Espirulina

Existe otra potente alternativa tónica: la espirulina. Ésta es una alga cianobacteria de un color verde azulado con capacidad fotosintética, que está formada por filamentos con una estructura helicoidal que crece en aguas alcalinas. 

La espirulina se ha consumido siempre debido a su alto valor nutricional siendo considerada hoy en día como un superalimento. Gracias a que es rica en proteínas (55-70% de su peso seco), hidratos de carbono (15-20%), grasas (6-9%), fibras, manganeso, zinc, magnesio, hierro, selenio, ácido α-linoleico, vitaminas del grupo B, vitamina C, vitamina D y vitamina E. Además, sus ficobiliproteínas le otorgan propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antienvejecimiento.

Otro de sus componentes son los mucílagos, es decir, polisacáridos complejos parcialmente solubles en agua que poseen la capacidad de formar geles que proporciona una sensación de saciedad ayudando a controlar el apetito. 

Nuestra Espirulina es 100% natural y ecológica, y tiene un alto contenido en beta-caroteno, hierro, vitamina B12 y ácido gama linoleico.

  1. La Rhodiola Rosea

Por último, la Rhodiola rosea es una planta con grandes cualidades regeneradoras para la salud y está considerada dentro del grupo de plantas adaptógenas. En otras palabras, esta planta posee una sustancia natural compleja que permite al organismo adaptarse a las diferentes situaciones de estrés, independientemente de sus causas.

En definitiva, la rhodiola es una planta que actúa contra la fatiga intelectual y física, restaurando la vitalidad intelectual y el dinamismo natural.

Nuestro extracto de Rhodiola rosea está titulada al 5% en Rosavinas, las cuales poseen unas excelentes cualidades antioxidantes.