5 Plantas adaptógenas para el estrés

Algunas de las plantas adaptógenas, como la schisandra proporcionan nutrientes que ayudan al sistema inmunológico a alcanzar un rendimiento físico y mental1. Otras plantas adaptógenas como la rhodiola ayuda al organismo a adaptarse al estrés emocional y esfuerzos físicos, además de estimular el sistema nervioso2.

Las plantas adaptógenas son recomendables como suplemento para poder superar todos los retos derivados de la rutina laboral, los estudios e incluso, de las actividades deportivas. Esto es debido a que el término “adaptógeno” hace referencia a sustancias con capacidad de normalizar las funciones corporales. Además de fortalecer sistemas del organismo posiblemente afectados por el estrés3

Fue el científico ruso Nikolai Lazarev en los años 40 quien descubrió las plantas adaptógenas cuando llevaba a cabo un estudio científico. Lazarev buscaba formas para mejorar la salud y rendimiento de la población. Durante sus investigaciones vio que había ciertas plantas y sustancias naturales que tenían componentes que servían para estimular y aumentar la productividad de las personas que las tomaban. A dichas plantas les llamó adaptógenas4.

A principios de la década de 1960, el trabajo de Lazarev fue continuado por su antiguo alumno, I. Brekhman. Años más tarde, Brekhman y V. Dardymov establecieron cuatro criterios que cumplen los adaptógenos de origen vegetal5

  • Reducen el daño causado por estados de estrés, como fatiga, infección y depresión5.
  • Tiene efectos excitadores positivos en el cuerpo humano5
  • A diferencia de los estimulantes tradicionales, los efectos excitadores producidos por adaptógenos de origen vegetal no deben causar efectos secundarios como insomnio, baja síntesis de proteínas o consumo excesivo de energía5.
  • Demuestra ausencia de toxicidad e influencia sobre las funciones normales del cuerpo5.

¿Cómo funcionan las plantas adaptógenas? 

Tras el consumo de plantas adaptógenas sus principios activos tienen la capacidad de modular la respuesta fisiológica en función de cada organismo6. Por lo que, ciertas sustancias presentes en estas plantas, no sirven para un solo propósito, sino que son capaces de “identificar” qué necesita el cuerpo para lograr estar en equilibrio.

Las 5 plantas adaptógenas más conocidas

Las plantas adaptógenas son utilizadas desde la antigüedad, y se usan, en el caso de la rhodiola2, para ayudar al organismo a adaptarse al estrés emocional y al esfuerzo físico2. Destacamos las plantas adaptógenas más conocidas y usadas actualmente:

Rhodiola

La rhodiola (Rhodiola rosea L.) es una planta de la que se utiliza la raíz ya que ayuda al organismo a adaptarse al estrés emocional y al esfuerzo físico2. La rhodiola, además de ser adaptógeno que protege durante el estrés físico7, contribuye a una actividad mental y cognitiva óptima8, tiene efectos beneficiosos en el sistema cardiovascular2, ayuda a mantener la función normal del sistema circulatorio9 y normaliza la función del tracto intestinal10

Esta planta es originaria de las regiones más frías de Siberia y China y de la cual se ha utilizado la raíz por sus poblaciones durante miles de años.

Beneficios de la rhodiola

La raíz de la Rhodiola rosea L. ayuda al organismo a adaptarse al estrés emocional y al esfuerzo físico2. A la vez ayuda a estimular el sistema nervioso2 y tiene efectos beneficios en la fatiga y dolores de cabeza inducidos por el estrés2. También es una planta beneficiosa para las dificultades del sueño, de poco apetito y disminución del rendimiento laboral2.

La rhodiola es usada para la salud del tracto gastrointestinal, ya que normaliza la función del tracto intestinal10

Puede ser un excelente suplemento para quienes practican deporte, ya que se usa para la fuerza y condición física, y para la resistencia en el rendimiento deportivo7. Al ser un adaptógeno que protege durante el estrés físico, tiene propiedades como antioxidante para la protección celular7.

Esta planta contribuye a la circulación sanguínea normal8. Así mismo, también se le asocia con el rendimiento y la reactividad cerebral8.

Además, la Rhodiola rosea L. es un aliado para la función normal del sistema circulatorio, aportando oxígeno y nutrientes a las células9

Ashwagandha 

La raíz de la ashwagandha (Withania somnifera (L.) Dunal) apoya a conciliar el sueño11, y mejora la resistencia del cuerpo al estrés11. Al tener propiedades adaptogénicas12 ayuda a mantener los niveles de energía13, considerándose un tónico energético. Ha sido objeto de estudio científico en muchas ocasiones para poder ver sus componentes adaptógenas en todo detalle14, 15.

La ashwagandha es un arbusto que crece en India, Pakistán y Sri Lanka, aunque también puede encontrarse en el litoral mediterráneo europeo y africano. La ayurveda, la medicina tradicional India, ha usado como remedio durante miles de años la Ashwagandha. Por ese motivo, se la conoce popularmente como “ginseng indio”.

Beneficios de la Ashwagandha

La raíz de la ashwagandha tiene múltiples beneficios para el organismo. Tiene un efecto rejuvenecedor general16 y ayuda a mantener la salud de la piel17. Protege a los tejidos de posibles lesiones o daños y la salud en general gracias a su actividad antioxidante en el cuerpo18.

Además, es una excelente opción para ayudar a mantener las capacidades mentales y físicas en casos de cansancio o pérdida de concentración12. Podríamos decir que, en general, contribuye al balance emocional de las personas y su bienestar general19

La raíz de esta planta también puede mejorar la resistencia del cuerpo al estrés11, y cuenta con un alto potencial para apoyar a inducir el sueño11 que además es respaldado por varios estudios realizados20.

Otro de los beneficios de la Ashwagandha es que ayuda a mantener una resistencia óptima, sentimientos de energía y bienestar físico y mental13, ayudando así a mantener la vitalidad del cuerpo13

Además de lo mencionado, también es una planta recomendada para las parejas que quieren quedarse embarazadas. Apoya la salud de los órganos reproductivos femeninos y, en el caso del hombre, ayuda a mantener la movilidad y el recuento de espermatozoides21.

Por último, la ashwagandha tiene efectos beneficiosos para el corazón y todo el sistema cardiovascular22.

Schisandra

La schisandra (Schisandra chinensis (Turcz.) Baill) es una enredadera que proviene de China. En realidad, son sus bayas rojas las que tienen propiedades adaptógenas que se usan principalmente porque pueden aumentar la capacidad de adaptarse al estrés23. Esta planta se ha usado desde tiempos inmemoriales en la medicina tradicional china, siendo un tónico que contribuye a la actividad adaptógena24.

Beneficios de la Schisandra

Entre los múltiples beneficios de esta planta adaptógena, destacamos que puede aumentar la capacidad de adaptarse a situaciones de estrés23. La schisandra también es un excelente purificador, ya que es útil para mantener las funciones depurativas del organismo25, y contribuye a recuperar el bienestar mental y psicológica1. También destacar que el bálsamo contiene propiedades balsámicas que pueden ayudar especialmente en épocas invernales26

Además, aumenta la resistencia fisiológica del organismo, especialmente frente a condiciones ambientales severas27.

Ginseng Siberiano

El ginseng siberiano o eleuterococo (Eleutherococcus senticosus (Rupr. et Maxim.) Maxim) es un arbusto espinoso que se encuentra en bosques fríos de Siberia y China. Esta es una de las plantas adaptógenas más famosas, ya que se trata de tónico que contribuye a la actividad adaptógena28.

Beneficios del Ginseng Siberiano

El ginseng siberiano se puede considerar un regulador de los niveles de azúcar ya que ayuda al balance de azúcar fisiológico29, por ese motivo se han realizado diversos estudios en los que se ha utilizado el Ginseng Siberiano con el fin de comprobar su efecto sobre casos de diabetes30.

Tradicionalmente se ha conocido por ayudar en la circulación sanguínea31, y contribuir a la circulación normal de la sangre, un hecho que está asociado con el rendimiento y la reactividad del cerebro y por tanto contribuye a una óptima actividad mental y cognitiva32, 33

Esta planta también aumenta la resistencia fisiológica del organismo frente a condiciones ambientales severas34, apoya al sistema inmune y defensas del cuerpo a través de su carácter antioxidante35, 36. También puede ser un refuerzo en épocas más frías para el alivio de garganta y ayuda al tracto respiratorio superior37.

Además, ayuda a las personas a obtener un efecto relajante y a recuperar su buen humor natural38. Finalmente, apoya las funciones mentales y físicas en casos de cansancio e incluso durante épocas de convalecencia39. Por ello, es considerado una excelente planta indicada para casos en los que se está haciendo rehabilitación39.

Córdiceps 

El córdiceps (Cordyceps sinensis (Berk.) Sacc) es un hongo parasitario muy apreciado en China, Tíbet y Nepal desde tiempos remotos. Se puede encontrar dentro del grupo de plantas adaptógenas40, aunque en realidad es un hongo parasitario que solamente se encuentra a más de 3800 metros de altura. Su ciclo de vida es realmente curioso y es que su micea crece en orugas de polillas. Sus esporas caen sobre ellas en verano y después, en invierno, las invade mientras están debajo de la tierra hibernando. Con la llegada de la primavera, el micelio sale a la superficie para recibir los rayos del sol.

Algunos de los componentes bioactivos del cordyceps sinensis identificados son: adenina, adenosina, citosina, citidina, uridina, guanina, guanosina, hipoxantina, inosina, timina, timidina, 2’-desoxiuridina y cordicepina. Estas moléculas participan en la regulación y modulación de varios procesos fisiológicos en el sistema nervioso central41, 42.

Entre los principales constituyentes, se han detectado los polisacáridos, dentro de estos se pueden percibir diferentes moléculas entre las que se encuentra el manitol43, componente que ha sido ampliamente estudiado por su carácter antioxidante44.  

Bibliografía

  1. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 3581).
  2. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 2659).
  3. Reflection paper on the adaptogenic concept, European Medicines Agency, 2008. 
  4. Monseñor. Boris Štítnický | 2008 - 23.7.2011.
  5. Chin Med. 2018; 13: 57. Published online 2018 Nov 16. doi: 10.1186/s13020-018-0214-9. PMCID: PMC6240259. PMID: 30479654.
  6. Panossian A, Wagner H. Stimulating effect of adaptogens: an overview with particular reference to their efficacy following single dose administration. Phytother Res. 2005 Oct;19(10):819-38. doi: 10.1002/ptr.1751. PMID: 16261511.
  7. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 2829).
  8. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 3877).
  9. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 2376).
  10. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 2484).
  11. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 4194).
  12. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 3657).
  13. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 4195).
  14. Singh N, Bhalla M, de Jager P, Gilca M. An overview on ashwagandha: a Rasayana (rejuvenator) of Ayurveda. Afr J Tradit Complement Altern Med. 2011;8(5 Suppl):208-13. doi: 10.4314/ajtcam.v8i5S.9. Epub 2011 Jul 3. PMID: 22754076; PMCID: PMC3252722.
  15. Cureus. 2019 Dec; 11(12): e6466. Published online 2019 Dec 25. doi: 10.7759/cureus.6466. PMCID: PMC6979308. PMID: 32021735.
  16. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 4197).
  17. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 4199).
  18. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 4507).
  19. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 2183).
  20. Deepak Langade, Subodh Kanchi, Jaising Salve, Khokan Debnath, Dhruv Ambegaokar. Cureus. 2019 Sep; 11 (9): e5797. Publicado en línea el 28 de septiembre de 2019. doi: 10.7759 / cureus.5797. PMCID: PMC6827862.
  21. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 4198).
  22. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 2503).
  23. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 4142).
  24. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 3580).
  25. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 3820).
  26. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 3819).
  27. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 3818).
  28. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 3344).
  29. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 3345).
  30. Freye, Enno & Gleske, J.. (2013). Siberian ginseng results in beneficial effects on glucose metabolism in diabetes type 2 patients: A double blind placebo-controlled study in comparison to Panax ginseng. Int J Clin Nutr. 1. 11-17. 
  31. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 3346).
  32. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 3753).
  33. Article information. J Ginseng Res. 2012 Jan; 36(1): 16–26. doi: 10.5142/jgr.2012.36.1.16. PMCID: PMC3659571. PMID: 23717100.
  34. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 3755).
  35. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 3756).
  36. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 3704).
  37. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 3347).
  38. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 3348).
  39. Extracted from the European Commission compilation list, under EFSA validation (ID 3754).
  40. J Funct Foods . 2013 Jul; 5 (3): 1013–1030. Publicado en línea el 24 de mayo de 2013. doi:  10.1016 / j.jff.2013.04.018. PMCID: PMC7104994. PMID: 32288795.
  41. Winkler (2009) Caterpillar fungus (Ophiocordyceps sinensis). Production and sustainability on the Tibetan Plateau and in the Himalayas. Asian Medicine 5: 291–316.
  42. Li et al. (2006) Quality control of Cordyceps sinensis, a valued traditional Chinese medicine. Journal of Pharmaceutical and Biomedical Analysis 41: 1571–1584.
  43. Evid Based Complement Alternat Med. 2015; 2015: 575063.. Published online 2015 Apr 16. doi: 10.1155/2015/575063. PMCID: PMC4415478. PMID: 25960753.
  44. Lebenson Wiss Technol. 2008 May; 41(4): 669–677. Published online 2007 May 13. doi: 10.1016/j.lwt.2007.05.002 PMCID: PMC7126362. PMID: 32287390.