Ashwagandha, la raíz regeneradora Ayurveda

A los 75, habremos dormido 25 años... Un tercio de nuestra vida. (1)

Y eso en el mejor de los casos... Porque, por lástima, los trastornos del sueño son cada vez más frecuentes y variados: insomnio ligero o crónico, síndrome de la fase de sueño retrasada, jet lag, ciclos de sueño-vigilia irregulares...

El sueño es el único medio que tiene el organismo de recuperar sus capacidades físicas y mentales. Un adulto debería dormir seis horas cada noche (2). Estas alteraciones provocan desastrosas consecuencias, como sobrepeso,depresión o aumento del dolor (1).

La Ayurveda, medicina tradicional india, prescribe desde hace más de 3.000 años el consumo de una sorprendente planta que remedia de forma natural los trastornos del sueño.

Ashwagandha, el tónico que relaja

Originario de Pakistán, India y Sri Lanka, la Ashwagandha es una planta de la familia de las solanáceas que puede alcanzar una altura de 1.5 m. Su nombre en sánscrito se traduce como «olor a caballo», una referencia al aroma de la planta (3).

Sus otros nombres revelan sus principales propiedades medicinales, que parecen contradictorias. De hecho, su nombre en latín Withania somnifera hace referencia a su acción sedante, pero se denomina también «Gingeng indio» por sus virtudes tonificantes (4).

¿Cómo puede una planta mejorar a la vez dos funciones inversas?

Gracias a sus propiedades adaptogénicas. Como la Rhodiola rosea y el Panax ginseng, la Ashwagandha equilibra el organismo en situaciones de estrés. Así permite calmar la tensión cuando se acentúa o, por el contrario, estimular en casos de episodios depresivos (5.6). Por eso la Ayurveda utiliza su raíz para regular la inmunidad (7) y mejorar la sexualidad (8), dos funciones que se ven perjudicadas por el estrés.

La solución natural a los trastornos de sueño

La raíz de Ashwagandha posee diferentes compuestos activos: los alcaloides y withanólidos (lactonas esteroides), en particular la witaferina A y witanolido D (9,10.

Estos últimos son los que generan sus propiedades ansiolíticas y antidepresivas (4).

Un estudio señaló su posible acción hipnótica gracias a la modulación del sistema GABAérgico (11) (el ácido gama-aminobutírico (GABA) es el principal neurotransmisor que disminuye la actividad nerviosa y permite la memorización y el sueño). Además, la raíz reduce los niveles cerebrales de tribulina (marcador de ansiedad) y estabiliza el humor (12).

Varios estudios han comparado la acción de la Ashwagandha con la de medicamentos conocidos. El consumo de un extracto proveniente de esta planta posee un efecto ansiolítico similar al del Lorazepam (3.13), molécula utilizada para tratar la ansiedad, y también un efecto antidepresivo idéntico al de la Imipramina (4.9).

Mientras que algunos somníferos o ansiolíticos comercializados pueden causar amnesia o adicción, la Ashwagandha no tiene estas desventajas. Por el contrario, su raíz protege al sistema nervioso central (5) y se están estudiando sus principales withanólidos para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer (14). Sus virtudes relajantes y calmantes promueven un sueño reparador, sinónimo de recuperación de la vitalidad diurna.

Nuestra Ashwagandha, extracto titulado al 5% en Withanólidos

Nos hemos interesado en la sabiduría ayurvédica, y esta medicina tradicional recomienda desde hace milenios el uso de la Ashwagandha para tratar la ansiedad y el insomnio.

La eficacia de esta planta radica en su contenido en Withanólidos, así que Anastore ha desarrollado un extracto de la raíz unificado con el 5% de estos compuestos, a partir de lactonas triterpénicas, para que tenga una acción inmune, adaptogénica y calmante.  

Ver a nuestro producto titulado al 5% en witanólidos 

Bibliografía

  1. http://www.institut-sommeil-vigilance.org/la-journee-du-sommeil-2

  2. Gérard, E. (1985). La médecine ayurvédique. Editions Dangles, St-Jean-de-Braye.

  3. Singh et al. (2011) An overview on Ashwagandha: a Rasayana (rejuvenator) of Ayurveda. Afr J Tradit Complement Altern Med 8(5 Suppl): 208–213.

  4. Mirjaili et al. (2009) Steroidal lactones from Withania somnifera, an ancient plant for novel medicine. Molecules 14(7): 2373-2393.

  5. Bone and Mills (2013). Principles and practice of Phytotherapy. Second Edition, Elsevier.

  6. Pratte et al. (2014) An alternative treatment for anxiety: a systematic review of human trial results reported for the ayurvedic herb ashwagandha (Withania somnifera). J Altern Complem Med 20 (12): 901–908.

  7. Studies on the immunomodulatory effects of Ashwagandha. Mohammed Ziauddin et Al. Journal of Ethnopharmacology. 1996

  8. Evidence for free radical scavenging activity of Ashwagandha root powder in mice. Sunanda Panda and Anand Kar. Indian J Physiol Pharmacol. 1997

  9. Jayanthi et al. (2012) Anti-depressant effects of Withania somnifera fat (ashwagandha ghrutha) extract in experimental mice. Int J Pharm Bio Sci Vol 3.

  10. Grover et al. (2010) Inhibition of the NEMO/IKKb association complex formation, a novel mechanism associated with the NF-kB activation suppression by Withania somnifera’s key metabolite withaferin A. Grover et al. BMC Genomics 11(Suppl 4): S25.

  11. Kumar and Kalonia (2008) Effect of Withania somnifera on sleep-wake cycle in sleep-disturbed rats: possible GABAergic mechanism. Indian J Pharm Sci 70(6): 806–810.

  12. Anxiolytic-antidepressant activity of Withania somnifera glycowithanolides: an experimental study. S.K. Bhattacharya et Al. Phytomedicine. 2000

  13. Manual de Fitoterapia. Castillo-García and Martínez-Solís (2011). Elsevier.

  14. Kuboyama et al. (2014) Effects of Ashwagandha (roots of Withania somnifera) on neurodegenerative diseases. Biol Pharm Bull 37(6): 892–897.