Matcha, el elixir japonés para tu salud

Más allá de las modas gastronómicas que podamos ver a través de las redes sociales o las tendencias que pueden marcar las celebrities con lo que dicen que toman día a día para estar estupendas, es necesario reconocer las altas propiedades nutricionales de este té en polvo de color verde intenso tan característico, que se llama té verde Matcha.  

Así pues, vamos a contestar en esta entrada de nuestro Blog a algunas cuestiones fundamentales que seguramente se puedan preguntar tras conocerlo: 

  • ¿Qué significa Matcha?, 
  • Pero realmente, ¿Qué es el té verde Matcha? 
  • Y ¿cómo puedo tomarlo?

Matcha en japonés significa literalmente “té molido” pero no cualquier té molido es Matcha. 

La diferencia estriba en su preparación, puesto que comienza varias semanas antes de su cosecha (unas 4 semanas antes). En este tiempo, las plantas del té son cubiertas para ocultarlas del sol, consiguiendo así retrasar su crecimiento y favorecer el aumento de la concentración de polifenoles y clorofila en sus hojas. 

Tras la cosecha, las hojas se colocan en una superficie plana para su secado donde se les retira el peciolo y las venas antes de molerlas en molinos de piedra o granito de la forma más cuidadosa posible, con la intención de no alterar sus propiedades y su sabor, rico en matices e intensidad. 

El té verde tiene numerosas propiedades beneficiosas para nuestro organismo,  entre las que destacan: es una excelente fuente de antioxidantes que ayuda a reforzar nuestras defensas naturales ante los radicales libres, nos ayuda a mantener una buena función digestiva, mejora la concentración y la atención, contribuye a la pérdida de peso así como a su mantenimiento, si se está siguiendo una dieta… etc.  Además, en un estudio1 donde se analizaron diferentes muestras de té verde se determinó que  el té verde Matcha contenía una mayor concentración de galato de epigalocatequina (la catequina más abundante y activa farmacológicamente del té verde). Sugiriendo así, que pueden tener más beneficios para la salud al aportar una mayor cantidad de compuestos fitoquímicos.

Así pues, el té Matcha es un tipo especial de té verde en polvo que se utiliza en la ceremonia tradicional japonesa del té, aunque en la actualidad lo podemos disfrutar de múltiples y deliciosas maneras. A continuación, le presentamos cuatro recetas fáciles de hacer para que pueda probar en casa nuestro Té verde Matcha ecológico. 

  1. Pudding de chía con Matcha y canela

Esta receta puede ser vegana o no (depende de la leche que usemos), sin gluten y sobre todo, muy fácil de hacer. Lo único que requiere es que se prepare para el día siguiente por lo que se convierte en una excelente idea para el desayuno cuando no tienes mucho tiempo por las mañanas.

Necesitamos:

  • 250 ml de leche (aconsejamos bebida vegetal como por ejemplo de almendra).
  • 3 cucharadas colmadas de SEMILLAS DE CHÍA ECOLÓGICAS POWDER.
  • 1 cucharada colmada de CANELA DE CEILÁN ECOLÓGICA EN POLVO POWDER para endulzar y contrarrestar así un poco el sabor peculiar del Matcha.
  • 1 cucharadita de TÉ VERDE MATCHA ECOLÓGICO POWDER.

Podemos añadirle cualquier fruta como topping para darle un toque más fresco. 
La preparación es muy sencilla, lo mezclamos todo en unos recipientes tipo vasitos de yogurt con una cuchara y los metemos a la nevera a enfriar. Aconsejamos remover las semillas de chía para que no se apelmacen en el proceso de hidratación.

  1. Vegan Pancakes de Matcha 

El desayuno perfecto para los fines de semana puesto que tienes más tiempo para poder disfrutarlo como se merece. Los famosos pancakes americanos pero con un toque más saludable al ser veganos y al llevar Matcha para que se convierten en irresistibles. 

Necesitamos:

  • 2 plátanos maduros.
  • 250 ml de bebida de almendras. 
  • 250 g de HARINA DE AVENA ECOLÓGICA POWDER.
  • 1 cucharada colmada de CANELA DE CEILÁN ECOLÓGICA EN POLVO para endulzar.
  • 1 cucharada de TÉ VERDE MATCHA ECOLÓGICO POWDER.
  • 1 cucharadita de polvo para hornear. 
  • Aceite de coco para untar la sartén. 
  • Fruta para acompañar

En un bol trituramos los plátanos con un tenedor y vamos mezclando por partes iguales la leche con la harina de avena, el matcha y la canela que lo tenemos integrado todo junto. Ponemos una sartén antiadherente al fuego y cuando esté caliente, echamos la mezcla para formar un buen pancake. Le damos la vuelta y cuando esté por los dos lados, está listo para servir con la fruta que le apetezca y si quiere puede añadirle un poco de sirope de ágave para darle un toque más americano.

  1. Helado vegano de Matcha

Llega el verano y con ello, nos apetece más recetas refrescantes que nos hagan más cómodas las tardes calurosas. Por eso, le presentamos una manera fácil de hacer helado casero que encima, es más saludable que cualquier convencional. 

Necesitamos:

  • 3 plátanos congelados (aconsejamos cortarlos en trocitos antes de congelarlos).
  • 250 ml de yogurt de coco. 
  • 50 ml de leche de coco. 
  • 1 cucharada rasa de de TÉ VERDE MATCHA ECOLÓGICO POWDER.


Todos esos ingredientes los volcamos en una batidora de vaso con potencia con función hielo si es posible. Con los plátanos congelados conseguimos que adquiera esa consistencia cremosa parecida al helado. Cuantos más plátanos pongamos más densa puede quedar la receta. Podemos añadirle como toppings por ejemplo, BAYAS DE GOJI ECOLÓGICAS POWDER o MORAS BLANCAS ECOLÓGICAS POWDER.

 

  1. Tiramisú de Matcha y tofu

Como última receta le presentamos una más sofisticada, que puede convertirse en el postre ideal de muchas de sus comidas de este verano. El tiramisú es una receta típica italiana que se hace con mascarpone y los famosos “lady fingers” mojados en expresso. Pues a esto le vamos a dar un giro y le vamos a enseñar a hacerla de otra manera. De un modo más sano y sorprendente para el paladar. 

Necesitamos para un molde mediano:

  • 1 aguacate maduro. 
  • 125 g de tofu. 
  • 60 ml de bebida de soja.
  • 1 cucharada de sirope de agave. 
  • 1 cucharadita de agar agar si queremos que cuaje bien. 
  • 100 g de copos de avena, si no queremos usar los bizcochos de vainilla. 
  • 1 cucharada colmada de café en polvo (el que gaste en casa normalmente).
  • 1 cucharada de CANELA DE CEILÁN ECOLÓGICA EN POLVO por si ve necesario endulzar más.
  • 1 cucharada colmada de de TÉ VERDE MATCHA ECOLÓGICO POWDER.

 

 

Lo primero que tenemos que hacer es mezclar el café con los copos de avena o los bizcochos. Para ello, calentamos unos 100 ml de agua y echamos el café. Removemos bien hasta que quede todo oscuro. En el molde que escojamos echamos la base y la bañamos con el café. Dejamos que empape y enfríe mientras que en otro molde hacemos la mezcla. Juntamos el aguacate, el tofu, la bebida vegetal, el sirope, el agar agar y el matcha. Lo batimos con una batidora de varillas hasta que quede todo integrado. Si al probarlo vemos que le falta dulce podemos añadir la canela. La mezcla lo volcamos con cuidado en el molde con la base y lo metemos en la nevera a enfriar. 
El broche final para terminar la receta sería decorarla con un poco de Matcha espolvoreado por encima. Perfecta y lista para disfrutar. 
 
(1) Weiss and Anderton (2003) Determination of catechins in matcha green tea by micellar electrokinetic chromatography. J Chromatography A 1011 (1-2): 173-180.