Los radicales libres: qué son y cómo funcionan

Radicales libres

Los radicales libres son moléculas formadas por nuestro organismo o generadas por factores externos que provocan su formación en el cuerpo humano1. Nuestro cuerpo humano forma o adquiere dichas moléculas2 que luego se involucran en diversas reacciones químicas1 o en la producción de cambios que pueden conducir a la desregulación del organismo.

Cómo funcionan los radicales libres

Los radicales libres están implicados en importantes funciones necesarias para tener buena salud. Entre estas acciones se encuentran la producción, fertilización y maduración del movimiento celular, la eliminación de productos tóxicos y la defensa de microbios, virus e incluso células tumorales2.

Tanto los radicales libres como los oxidantes tienen efectos tóxicos y beneficiosos al mismo tiempo. Es decir, pueden ser dañinos o útiles para el cuerpo1. Cuando estas sustancias se producen en exceso pueden provocar lesiones tisulares, las cuales están implicadas en diferentes problemas de salud2.

¿Dónde se encuentran los radicales libres?

Existen diversos factores que contribuyen a la producción de radicales libres. El estilo de vida, el estrés y el medio ambiente promueven la formación excesiva de radicales libres, que lleva como consecuencia la creación de estrés oxidativo.

Algunos ejemplos de estos factores son: la contaminación del aire3, el humo de cigarro3, el consumo de alcohol4, niveles altos de azúcar en sangre5, alta ingesta de ácidos grasos poliinsaturados3, radiación3, demasiado o muy poco oxígeno en su cuerpo6, ejercicio intenso y prolongado7, ingesta excesiva de antioxidantes o deficiencia de antioxidantes8.

Radicales libres, estrés oxidativo y antioxidantes

Cuando nuestro organismo genera una sobrecarga de radicales libres que no podemos destruir de forma gradual, se produce estrés oxidativo1.

El término estrés oxidativo hace referencia al daño oxidativo que se genera cuando se desequilibra la producción de radicales libres y compuestos antioxidantes9. Esta inestabilidad se asocia con un daño a diversas especies moleculares como los lípidos, proteínas y ácidos nucleicos10 que conlleva un desarrollo de problemas de salud crónicos y degenerativos1.

A corto plazo el estrés oxidativo puede darse en tejidos previamente lesionados a raíz de traumatismos, infecciones o excesivo ejercicio1. Estos tejidos lesionados producen un aumento de las enzimas generadoras de radicales (por ejemplo: Xantina oxidasa, lipogenasa o ciclooxigenasa), activación de los fagocitos, liberación de hierro libre, iones de cobre o una interrupción de las cadenas de transporte de electrones de la fosforilación oxidativa, lo que produce un exceso de especies de oxígeno reactivo (ROS, en sus siglas en inglés)1. El inicio y el desarrollo de enfermedades se ha visto relacionada con el desequilibrio entre la cantidad de especies reactivas de oxígeno y de moléculas antioxidantes1

Estrés oxidativo

Investigaciones científicas han estudiado la capacidad que posee el cuerpo humano para contrarrestar el estrés oxidativo mediante la producción de antioxidantes1 a través de alimentos y/o suplementos1. Por ello es imprescindible mantener un correcto funcionamiento de nuestro organismo a través de un equilibrio entre los radicales libres y los antioxidantes1.

¿Cómo eliminar los radicales libres?

La información científica invita a pensar que uno de los factores para el correcto funcionamiento de nuestro organismo está determinado por la tasa de degradación causada por los radicales libres11. Sin embargo, los radicales libres se pueden regular en el cuerpo humano:

A través de moléculas antioxidantes

  • Vitaminas A, C y E12: Los antioxidantes como el betacaroteno, el ácido ascórbico y el alfa tocoferol consiguen neutralizar la oxidación causada por los radicales libres in vitro e in vivo12. Lo ideal es que estos antioxidantes se obtengan a partir de fuentes naturales como frutas y verduras13

  • Taurina, bilirrubina y ácido úrico: Son las tres moléculas antioxidantes naturales que se encuentran en la leche materna, el hígado y los riñones. Pueden neutralizar la producción de radicales libres14.

A través de suplementos naturales

Varios antioxidantes han demostrado su eficacia15 hacia la mejora de las respuestas inmunitarias humorales y celulares en las personas de edad avanzada. El uso de suplementos antioxidantes naturales puede contribuir a mejorar la respuesta de nuestro organismo frente a los radicales libres, disminuir el estrés oxidativo y evitar el debilitamiento inmunológico causado por la edad,:

  • Pro ADN que contribuye en la síntesis normal del ADN y al proceso de división celular16
  • Fórmula multivitaminas, una sinergia equilibrada de vitaminas y minerales con una composición estudiada y controlada aportando el 100% de los valores de referencia de los nutrientes de gran parte de los micronutrientes necesarios para una alimentación saludable.
  • Acerola Ecológica, una fruta con alto contenido en vitamina C natural (60 veces más que la naranja) que contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo.

A través de enzimas destructoras de radicales libres17

  • Superóxido dismutasa (SOD): se encuentra en las "plantas de energía" o mitocondrias de las células humanas, esta enzima convierte los radicales superóxido en peróxidos de hidrógeno mucho menos reactivos18.
  • Catalasa: la catalasa descompone los peróxidos de hidrógeno en moléculas de agua para evitar la formación de radicales hidroxilo19.
  • Glutatión peroxidasa: esta enzima cataliza la capacidad del glutatión reducido (GSH) para liberar hidrógeno a un radical hidroxilo o peróxido de hidrógeno para formar agua20.
  • Tiorredoxina: TRX juega un papel protector contra el estrés oxidativo gracias a sus propiedades de eliminación de radicales libres21.

Sería aconsejable conseguir un equilibrio entre los radicales libres y los antioxidantes para no tener estrés oxidativo, ni que se prolongue, contribuyendo así a una mejor salud. 

Los radicales libres como causa del envejecimiento

Se ha observado además una relación entre los radicales libres y el origen y la evolución del envejecimiento de algunos problemas de salud22.

Según la teoría propuesta por D. Harman en 195623, el envejecimiento celular está relacionado con un estrés oxidativo crónico24. Esta teoría sigue siendo vigente y aceptada por investigaciones actuales25, las cuales afirman que el envejecimiento tiene relación con el estrés oxidativo producido por los radicales libres y otras especies reactivas de oxígeno (ROS)13

¿Cuántos radicales libres existen?1

Se pueden diferenciar diferentes tipos de radicales libres: radical hidroxilo, radical anión superóxido, peróxido de hidrógeno, singlete de oxígeno, hipoclorito, radical óxido nítrico y radical peroxinitrito1. Destacamos los principales radicales que genera el cuerpo humano26

  • Radicales superóxido (O-2): producido en reacciones metabólicas celulares, ya sea como resultado de la autooxidación o por la acción de enzimas como las oxidasas. En nuestro organismo el radical superóxido es el principal agente en la acción bactericida de los fagocitos (tipo de células inmunitarias)27, pero también puede ser un mediador nocivo en la inflamación y hacer que los tejidos corporales normales se dañen28
  • Radicales hidroxilo (OH-): formados en distintas reacciones químicas celulares que involucran al hidrógeno. Estos son los radicales libres más reactivos, siendo uno de los principales mediadores del daño celular29.
  • Óxido nítrico (NO): es un radical altamente difusible, soluble en lípidos y de vida corta (6). El NO participa en la defensa inmunológica, lo que le convierte en un radical libre con gran importancia en el organismo30.

También se pueden clasificar los radicales libres según la siguiente tipología31

  • Radicales libres primarios: Son los formados a partir de la transferencia de electrones sobre el átomo de oxígeno. Se caracterizan por tener una vida media muy corta10.
  • Radicales libres secundarios: Son los formados a partir de la transferencia de un radical primario a un átomo de una molécula orgánica o por la reacción de dos radicales primarios entre sí. Se caracterizan por tener una vida media más amplia que los radicales libres primarios10.
  • Intermediarios estables de radicales libres: Son moléculas estables que no son radicales, pero a partir de las cuales se forman éstos10.

Ambas clasificaciones permiten visualizar la multiplicidad de formas y propiedades físicas de radicales libres y especies reactivas dentro del organismo. Una diversidad que se extiende por todo nuestro cuerpo humano. 

Pese a que la vida media biológica de los radicales libres es de microsegundos, es el tiempo suficiente para que reaccionen con todo lo que se encuentra a su alrededor. De esta forma, ya sea a través de elementos contaminantes externos o internos, se produce un daño celular, molecular e incluso en el tejido tisular.

Bibliografía

  1. Pham-Huy LA, He H, Pham-Huy C. Free radicals, antioxidants in disease and health. Int J Biomed Sci. 2008 Jun;4(2):89-96. PMID: 23675073; PMCID: PMC3614697.
  2. Deadly nanoparcel for cancer cells: free radical generating hybrid nanomaterial for the oxidative destruction of hypoxic cancer cells. Saudi Med J. 2017 Jun; 38(6): 670. PMCID: PMC5541195.
  3. Turpeinen AM, Basu S, Mutanen M. A high linoleic acid diet increases oxidative stress in vivo and affects nitric oxide metabolism in humans. Prostaglandins Leukot Essent Fatty Acids. 1998 Sep;59(3):229-33. doi: 10.1016/s0952-3278(98)90067-9. PMID: 9844997.
  4. Albano E. Alcohol, oxidative stress and free radical damage. Proc Nutr Soc. 2006 Aug;65(3):278-90. doi: 10.1079/pns2006496. PMID: 16923312.
  5. Marfella R, Quagliaro L, Nappo F, Ceriello A, Giugliano D. La hiperglucemia aguda induce un estrés oxidativo en sujetos sanos. J Clin Invest. Agosto de 2001; 108 (4): 635-6. doi: 10.1172 / JCI13727. PMID: 11518739; PMCID: PMC209408.
  6. Liu Y, Fiskum G, Schubert D. Generation of reactive oxygen species by the mitochondrial electron transport chain. J Neurochem. 2002 Mar;80(5):780-7. doi: 10.1046/j.0022-3042.2002.00744.x. PMID: 11948241.
  7. Powers SK, Jackson MJ. Exercise-induced oxidative stress: cellular mechanisms and impact on muscle force production. Physiol Rev. 2008 Oct;88(4):1243-76. doi: 10.1152/physrev.00031.2007. PMID: 18923182; PMCID: PMC2909187.
  8. Rahal A, Kumar A, Singh V, Yadav B, Tiwari R, Chakraborty S, Dhama K. Oxidative stress, prooxidants, and antioxidants: the interplay. Biomed Res Int. 2014;2014:761264. doi: 10.1155/2014/761264. Epub 2014 Jan 23. PMID: 24587990; PMCID: PMC3920909.
  9. Pharmacogn Rev. 2010 Jul-Dec; 4(8): 118–126. doi: 10.4103/0973-7847.70902. PMCID: PMC3249911. PMID: 22228951.
  10. Avello, Marcia, & Suwalsky, Mario. (2006). Radicales libres, antioxidantes naturales y mecanismos de protección. Atenea (Concepción), (494), 161-172.
  11. Pharmacogn Rev. 2010 Jul-Dec; 4(8): 118–126. doi: 10.4103/0973-7847.70902. PMCID: PMC3249911. PMID: 22228951.
  12. Tucker JM, Townsend DM. Alpha-tocopherol: roles in prevention and therapy of human disease. Biomed Pharmacother. 2005 Aug;59(7):380-7. doi: 10.1016/j.biopha.2005.06.005. PMID: 16081238; PMCID: PMC6361124.
  13. Le Prell CG, Hughes LF, Miller JM. Free radical scavengers vitamins A, C, and E plus magnesium reduce noise trauma. Free Radic Biol Med. 2007 May 1;42(9):1454-63. doi: 10.1016/j.freeradbiomed.2007.02.008. Epub 2007 Feb 20. PMID: 17395018; PMCID: PMC1950331.
  14. C. de Teresa Galván et al. / Rev Andal Med Deporte 2008;1(2): 61-72.
  15. Devasagayam TP, Tilak JC, Boloor KK, Sane KS, Ghaskadbi SS, Lele RD. Free radicals and antioxidants in human health: current status and future prospects. J Assoc Physicians India. 2004 Oct;52:794-804. PMID: 15909857.
  16. COMMISSION REGULATION (EU) No 432/2012 of 16 May 2012 establishing a list of permitted health claims made on foods, other than those referring to the reduction of disease risk and to children’s development and health.
  17. © 2017 Alexandria University Faculty of Medicine. Production and hosting by Elsevier B.V.
  18. CRC Experimental Chemotherapy Group, Department of Pharmacy, University of Aston in Birmingham, Birmingham B4 7ET.
  19. Sahnoun Z, Jamoussi K, Zeghal KM. Radicaux libres et antioxydants: physiologie, pathologie humaine et aspects thérapeutiques [Free radicals and antioxidants: human physiology, pathology and therapeutic aspects]. Therapie. 1997 Jul-Aug;52(4):251-70. French. PMID: 9437876.
  20. I. F. Bonola Gallardo, M. E. Irigoyen Camacho, L. I. Vera Robles, A. Campero Celis, A. Hamdan Partida. Oxidative stress: the glutathione enzyme system and oral health. Vol. 15. Núm. 1. páginas 2-8 (Enero - Junio 2014).
  21. Schallreuter KU, Wood JM. The role of thioredoxin reductase in the reduction of free radicals at the surface of the epidermis. Biochem Biophys Res Commun. 1986 Apr 29;136(2):630-7. doi: 10.1016/0006-291x(86)90487-0. PMID: 2423087.
  22. Rock CL, Jacob RA, Bowen PE. Update on the biological characteristics of the antioxidant micronutrients: vitamin C, vitamin E, and the carotenoids. J Am Diet Assoc. 1996 Jul;96(7):693-702; quiz 703-4. doi: 10.1016/S0002-8223(96)00190-3. PMID: 8675913.
  23. HARMAN D. Aging: a theory based on free radical and radiation chemistry. J Gerontol. 1956 Jul;11(3):298-300. doi: 10.1093/geronj/11.3.298. PMID: 13332224.
  24. Influencia de los radicales libres en el envejecimiento celular, Fernando Paredes Salido, Juan José Roca Fernández. Vol. 21. Núm. 7. páginas 96-100 (Julio 2002).
  25. Integration of theories of ageing J. Miquel. Vol. 41. Núm. 1. Páginas 55-63 (Enero 2006).
  26. Gutiérrez-Salinas J, Mondragón-Terán P, García-Ortíz L, et al. Breve descripción de los mecanismos moleculares de daño celular provocado por los radicales libres derivados de oxígeno y nitrógeno. Rev Esp Med Quir. 2014;19(4):446-454.
  27. Rosen GM, Pou S, Ramos CL, Cohen MS, Britigan BE. Free radicals and phagocytic cells. FASEB J. 1995 Feb;9(2):200-9. doi: 10.1096/fasebj.9.2.7540156. PMID: 7540156.
  28. McCord JM. The superoxide free radical: its biochemistry and pathophysiology. Surgery. 1983 Sep;94(3):412-4. PMID: 6310808.
  29. Ward JF (1988). "DNA damage produced by ionizing radiation in mammalian cells: identities, mechanisms of formation, and reparability". Progress in Nucleic Acid Research and Molecular Biology. 35 (3): 95–125. doi:10.1016/s0079-6603(08)60611-x. ISBN 9780125400350. PMID 3065826.
  30. Inmunidad y nutrición, Adela-Emilia Gómez Ayala. Vol. 20. Núm. 3. páginas 52-57 (Marzo 2006).
  31. Venereo Gutiérrez, Justo R.. (2002). Daño oxidativo, radicales libres y antioxidantes. Revista Cubana de Medicina Militar, 31(2), 126-133. Recuperado el 23 de noviembre de 2020.
x

¿Quieres 5 para tu compra?