• Blog
  • Antiedad
  • Los mejores complementos para el cuidado de la piel

Los mejores complementos para el cuidado de la piel

Los mejores complementos para el cuidado de la piel

Aunque puede que no lo percibamos, la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y representa del 10 al 15% del peso corporal. Conforma un sistema que incluye el cabello, las uñas y las glándulas sebáceas y sudoríparas. Entre sus principales funciones está proteger al organismo de factores externos como bacterias, sustancias químicas y temperatura. También desarrolla la excreción y absorción de sustancias y la síntesis de vitamina D.

Por tanto, este importante órgano necesita unos cuidados y debemos tener en cuenta algunos peligros que pueden afectarle, especialmente cuando en verano nos exponemos más al sol. Entre los peligros que puede correr nuestra piel si no la atendemos convenientemente están el fotoenvejecimiento, una escasa hidratación, el picor, el enrojecimiento y la irritación. Además, por otra parte, la piel puede sufrir enfermedades como la psoriasis, el acné, la dermatitis atópica, la urticaria, o incluso el cáncer de piel.

El fotoenvejecimiento, causas y posibles soluciones

El fotoenvejecimiento es el envejecimiento prematuro de la piel debido a la exposición crónica a los rayos ultravioleta, o UV.

¿Cuándo sabemos que nuestra piel está afectada por el fotoenvejecimiento?

Los signos pueden incluir arrugas, hiperpigmentación moteada, pérdida de translucidez y disminución de la elasticidad. Los rayos ultravioleta son invisibles, pero es bien sabido que provienen del sol y también de lámparas solares y de bronceado.

Sus efectos afortunadamente se pueden prevenir mediante una buena protección solar, especialmente en los meses de más radiación solar. También se pueden tratar sus efectos dañinos para la piel con una variedad de modalidades que incluyen retinoides tópicos, cosméticos, peelings químicos, neuromoduladores inyectables o rellenos de tejidos blandos1.

Y podemos contar con la ayuda de complementos alimenticios, complejos vitamínicos y aceites vegetales para el mantenimiento normal de nuestra piel. Para ello, será necesario que estos complementos y aceites incluyan algunos componentes.

Vitaminas esenciales para mantener el cuidado de la piel en condiciones normales

Uno de los pilares para mantener la salud de la piel y evitar esos riesgos es una buena alimentación, pero, ¿qué vitaminas y nutrientes son necesarios? Hay que tener en cuenta que la piel se renueva constantemente: la epidermis se rehace todos los meses. Por ello necesita ser alimentada desde dentro con nutrientes, compuestos esenciales, como las vitaminas C y B, péptidos y minerales2. Las pautas generales de una buena alimentación siempre nos resultarán útiles: frutas, verduras y alimentos no procesados, en los que podemos encontrar algunos elementos clave:

La vitamina C

La vitamina C contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo3 que en este caso sería producido por los rayos solares en la epidermis, donde absorbe los radicales libres producidos por los rayos UV. En la dermis interior gruesa, se necesita vitamina C que contribuye a la formación normal del colágeno para el funcionamiento normal de la piel3, la proteína que le da a la piel su estructura y su apariencia tersa.

Las personas con dietas escasas en vitamina C pueden corren el riesgo de tener la piel extremadamente seca y de color marrón, moretones excesivos y heridas de curación lenta. Sin embargo, recientes estudios muestran el vínculo entre la vitamina C en la dieta y la piel en individuos sanos2, así como las vitaminas D y E, caroteno, y productos de origen vegetal, como determinados ácidos y aceites, como luego veremos.

Vitaminas del grupo B

Las vitaminas del grupo B son necesarias para una correcta función del organismo y entre ellas está la biotina, que contribuye al mantenimiento del cabello y de la piel en condiciones normales3.

En concreto, la vitamina B12, también conocida como cobalamina, tiene una relación compleja con la piel. Los niveles de cobalamina alterados pueden dar lugar a manifestaciones dermatológicas que pueden indicar una deficiencia o exceso de esta vitamina. Las manifestaciones cutáneas de la deficiencia de cobalamina incluyen la hiperpigmentación y cambios en cabello y uñas. Además, varias afecciones dermatológicas están relacionadas con el exceso o la deficiencia de cobalamina4.

colageno piel

Por su parte, la vitamina B2 o riboflavina, vitamina B2, también cumple su cometido en el mantenimiento de la salud cutánea: funciona como un antioxidante, ya que contribuye a la protección de las células frente al daño oxidativo3 contribuye al mantenimiento de las mucosas en condiciones normales3 y ayuda al mantenimiento de la piel en condiciones normales5.

La vitamina A

Múltiples estudios apuntan a la vitamina A como una defensa potencial frente a posibles problemas en la piel, que puede resultar de la exposición excesiva a la luz ultravioleta.

Se debe destacar que la vitamina A es esencial para el mantenimiento de la salud de la piel en condiciones normales3.

Ácido hialurónico, responsable de mantener la hidratación de la piel

Uno de los efectos de la falta de hidratación adecuada es que la piel pierde su humedad natural y esta ausencia puede generar el envejecimiento, ya que uno de los componentes de la piel joven y sana es el agua.  Para combatir esta merma progresiva debido a la edad y otros agentes externos, la piel cuenta con el ácido hialurónico, que retiene las moléculas de agua y por tanto ejerce un importante papel en la hidratación y en el metabolismo de la dermis. Una adecuada cantidad de esta molécula es clave en los procesos de cicatrización de heridas y reparación de tejidos6.

Debido a su notable potencia, el ácido hialurónico se emplea en los productos cosméticos y nutricosméticos. Particularmente, los cosméticos son productos muy conocidos precisamente por exhibir una notable capacidad antiarrugas, propiedades anti-pliegue nasolabial, anti-envejecimiento, relleno de espacio y rejuvenecedor facial. Esto se ha logrado mediante el aumento de tejidos blandos, la mejora de la hidratación de la piel, la estimulación de colágeno y elastina y la restauración del volumen facial7.

Arrugas y colágeno

El colágeno es una proteína esencial del cuerpo humano y forma parte de diferentes tejidos, entre ellos, la epidermis. Aporta flexibilidad, hidratación, elasticidad y resistencia. Además, se encuentra en huesos y articulaciones. A medida que envejecemos, producimos menos colágeno, dando lugar a la formación de arrugas en la piel.

Su estudio en relación al cuidado de la piel ha ido en aumento y actualmente continúan las investigaciones sobre las posibilidades de los complementos alimenticios a base de colágeno, obteniendo resultados prometedores. Además, los estudios concluyen que los productos que incluyen este componente son generalmente seguros y no se han informado eventos adversos8.

El consumo de complementos alimenticios puede contribuir a modular las funciones de la piel y, por lo tanto, podría ser útil frente al envejecimiento cutáneo.

vitamina c fruto acerola

Se han realizado estudios sobre la molécula de colágeno bioactivo específico que investigan la formación de arrugas oculares. Ésta molécula que se encuentra en la piel y se puede tomar en forma de complemento alimenticio participa a nivel metabólico en la formación de procolágeno II, elastina y fibrina. Compuestos que forman parte de la estructura de la piel y evitan la formación de arrugas9.

Anastore cuenta con ANASKIN, un complemento que contiene vitamina C que contribuye a la formación normal de colágeno para el funcionamiento normal de la piel3. Además contiene ácido hialurónico, colágeno, coenzima Q10, y arándano. Y el Complejo de Vitaminas B, extraídas de la levadura de cerveza, una fuente de origen natural, contiene Vitaminas B1, B2, B3, B5, B6, B8, B9 y B12.

Los aceites vegetales: nutrir la piel.

Los aceites vegetales son concentrados que se extraen directamente de árboles y plantas y se pueden usar como ingredientes de productos cosméticos ya que tienen interesantes propiedades nutritivas e hidratantes para el sistema cutáneo.

El aceite de rosa mosqueta

La rosa rubiginosa, de cuyas semillas se obtiene el aceite de rosa mosqueta, se utiliza en dermocosmética gracias a sus propiedades como eficaz regeneradora de la piel: tiene efectos beneficiosos sobre la piel fotoenvejecida, favorece la epitelización o regeneración del tejido durante la cicatrización, hidrata y reafirma la piel10.

Una de las características más destacadas en cuanto a su composición química es su aportación de ácidos grasos poliinsaturados, una de cuyas aplicaciones es la ralentización de los efectos de la edad sobre la piel, así como a la protección frente a los rayos UV11.

El aceite de semillas borraja

El aceite de estas semillas aporta ácidos grasos beneficiosos para la buena salud de la piel, entre ellos el ácido gamma-linolénico, uno de los conocidos omega 6.

El uso de ácidos grasos esenciales omega-6 tiene un interés potencial para su uso en casos de dermatitis atópica y en general juegan un papel vital en la estructura y fisiología de la piel. En concreto, el aceite de borraja es de interés porque contiene de dos a tres veces más ácido gamma-linolénico que otros aceites y puede ser útil en pacientes con dermatitis atópica menos grave que buscan un tratamiento alternativo12.

El Aceite de Borraja Bio y el Aceite vegetal de rosa mosqueta Bio, indicado para el equilibrio y juventud de la piel y que nutre y retrasa el envejecimiento cutáneo, respectivamente, están disponibles en la web de Anastore.

Además de esta información, no está de más recordar que la exposición prolongada y sin protección frente al sol es dañina para nuestra piel. Protegernos es nuestra responsabilidad y no podemos obviar ni el uso de las cremas protectoras ni otros sencillos remedios: evitar la exposición en las horas centrales del día y protegernos con gorros,  sombreros o sombrillas, además de una hidratación abundante.

Bibliografía

  1. Han A, Chien AL, Kang S. Photoaging. Dermatol Clin. 2014 Jul;32(3):291-9, vii. doi: 10.1016/j.det.2014.03.015. PMID: 24891052.
  2. The edible skincare diet
  3. COMMISSION REGULATION (EU) No 432/2012 of 16 May 2012 establishing a list of permitted health claims made on foods, other than those referring to the reduction of disease risk and to children’s development and health.
  4. Brescoll J, Daveluy S. A review of vitamin B12 in dermatology. Am J Clin Dermatol. 2015 Feb;16(1):27-33. doi: 10.1007/s40257-014-0107-3. PMID: 25559140.
  5. Mahabadi N, Bhusal A, Banks SW. Riboflavin Deficiency. 2020 Jul 21. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2021 Jan–. PMID: 29262062.
  6. Keen MA. Hyaluronic Acid in Dermatology. Skinmed. 2017 Dec 1;15 (6):441-448. PMID: 29282181.
  7. Bukhari SNA, Roswandi NL, Waqas M, Habib H, Hussain F, Khan S, Sohail M, Ramli NA, Thu HE, Hussain Z. Hyaluronic acid, a promising skin rejuvenating biomedicine: A review of recent updates and pre-clinical and clinical investigations on cosmetic and nutricosmetic effects. Int J Biol Macromol. 2018 Dec;120(Pt B):1682-1695. doi: 10.1016/j.ijbiomac.2018.09.188. Epub 2018 Oct 1. PMID: 30287361.
  8. Choi FD, Sung CT, Juhasz ML, Mesinkovsk NA. Oral Collagen Supplementation: A Systematic Review of Dermatological Applications. J Drugs Dermatol. 2019 Jan 1;18(1):9-16. PMID: 30681787.Oral intake of specific bioactive collagen peptides reduces skin wrinkles and increases dermal matrix synthesis.
  9. Proksch E, Schunck M, Zague V, Segger D, Degwert J, Oesser S. Oral intake of specific bioactive collagen peptides reduces skin wrinkles and increases dermal matrix synthesis. Skin Pharmacol Physiol. 2014;27(3):113-9. doi: 10.1159/000355523. Epub 2013 Dec 24. PMID: 24401291.
  10. Elsevier. Vol. 27. Nume. 6. Aceite de rosa mosqueta. Composición y aplicaciones dermocosméticas.
  11. Contri RV, Kulkamp-Guerreiro IC, da Silva SJ, Frank LA, Pohlmann AR, Guterres SS. Nanoencapsulation of Rose-Hip Oil Prevents Oil Oxidation and Allows Obtainment of Gel and Film Topical Formulations. AAPS PharmSciTech. 2016 Aug;17(4):863-71. doi: 10.1208/s12249-015-0379-9. Epub 2015 Sep 17. PMID: 26381915.
  12. Foster RH, Hardy G, Alany RG. Borage oil in the treatment of atopic dermatitis. Nutrition. 2010 Jul-Aug;26(7-8):708-18. doi: 10.1016/j.nut.2009.10.014. PMID: 20579590.
     

 

 

x

¿Quieres 5 para tu compra?