El hierro, para qué sirve este mineral

¿Para qué sirve el hierro en el cuerpo humano?

El hierro (Fe) es un mineral que juega un papel crucial en la bioquímica de nuestro organismo. Es un micronutriente esencial para los seres vivos, tanto las personas como las plantas. 

Las plantas han desarrollado estrategias para absorber el hierro a través de la raíz, donde forma complejos químicos. Luego los distribuyen a las semillas donde se almacena en forma de vacuolas o en ferritina. Un acto muy beneficioso para la nutrición humana, ya que las semillas de muchas especies son comestibles1.

Es posible extraer el hierro de las hojas de las plantas, como por ejemplo, de las hojas del curry (Murraya koenigii, Rutaceae). El hierro conseguido a través de las hojas de plantas se denomina hierro de origen vegetal o hierro vegetal.

Beneficios del hierro

El hierro aplicado al mundo de la salud tiene siete beneficios reconocidos por la EFSA (Agencia Europea de la Seguridad Alimentaria)2:

  • Contribuye a la formación normal de glóbulos rojos y de hemoglobina.
  • Ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga.
  • Contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario.
  • Contribuye a la función cognitiva normal.
  • Contribuye al metabolismo energético normal.
  • Contribuye al transporte normal de oxígeno en el cuerpo.
  • Contribuye al proceso de división celular.

1. Imprescindible para formar glóbulos rojos

El hierro interviene en la formación de glóbulos rojos y de hemoglobina en la sangre. Lo que significa que la “fabricación” de los glóbulos rojos en nuestro organismo está directamente relacionada con el hierro, por ello el reglamento europeo recomienda consumir 14mg de hierro al día.

Aproximadamente el 60% del hierro corporal está asociado con la hemoglobina, la proteína que se encuentra en los glóbulos rojos3 y es la encargada de transportar el oxígeno.

Cuando los glóbulos rojos mueren, la hemoglobina se elimina y el hierro que contenían dichos glóbulos rojos se dirigen a la médula ósea desde donde se forman nuevos glóbulos rojos. El proceso de producción de glóbulos rojos se denomina eritropoyesis. Cada día se producen 200 mil millones de glóbulos rojos (RBC) que requieren más de 2 × 1015 átomos de hierro por segundo para mantener una eritropoyesis adecuada4.

2. Ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga

Es sabido entre la población que cuando el cansancio persiste durante una temporada, un aporte de hierro puede ayudarnos a superar la falta de energía

El hierro participa en varios procesos metabólicos muy importantes en el cuerpo humano. Por ello, multitud de estudios científicos respaldan que para evitar el estado de fatiga debe incluir un suplemento de hierro, que en formato oral es bien tolerado5.

Aunque la deficiencia de hierro a menudo no se detecta en problemas como la fatiga y la falta de concentración, es un elemento clave, y la ausencia de niveles adecuados puede llegar a ocasionar la anemia

¿Qué es la anemia?6

La anemia es una condición en la que la concentración de los números de glóbulos rojos, y la hemoglobina que se encuentran en estos, son más bajos de lo normal e insuficientes para satisfacer las necesidades fisiológicas de una persona7. Aproximadamente un tercio de la población mundial tiene anemia7.

Anemia ferropénica

La anemia más común es la anemia ferropénica que se produce por la falta de hierro en sangre. Esta escasez provoca un problema en la producción de glóbulos rojos que deben transportar oxígeno a los tejidos del cuerpo.

¿Cuándo se produce la anemia ferropénica?

La anemia por falta de hierro puede producirse por las siguientes circunstancias6

  • El organismo pierde más glóbulos sanguíneos e hierro de lo que el cuerpo consigue reponer. Otro factor a tener en cuenta es la posible anemia por pérdida de sangre. Por ejemplo, durante los períodos menstruales prolongados, abundantes o sangrado gastrointestinal. El sangrado puede causar pérdida de hierro.
  • El organismo no absorbe correctamente el hierro. Respecto a la dificultad del organismo para absorber el hierro, esta se puede dar por la enfermedad celíaca, la enfermedad de Crohn o el consumo excesivo de antibióticos que contienen tetraciclina. 
  • El organismo absorbe correctamente el hierro, pero no se están consumiendo los suficientes productos ricos en hierro. Es posible que la anemia se produzca por la falta de hierro en la dieta alimenticia, lo cual puede ocurrir en dietas veganas o vegetarianas, o en dietas donde no se consume suficientes alimentos que contengan hierro.
  • Durante diferentes etapas de la vida las personas pueden requerir más hierro de lo “normal”. Por ejemplo durante los meses de embarazo.

El hierro se puede reponer en nuestro organismo a través de una dieta con alimentos que incluyan este mineral o a través de suplementos con extractos de hierro de origen animal o vegetal.

Alimentos y plantas fuente de hierro

El complemento de hierro de origen vegetal de Anastore aporta el 100% de la cantidad de hierro recomendada al día ofreciendo de esta  forma todos los beneficios de este mineral. 

Anemia perniciosa 

La anemia perniciosa es una disminución en los glóbulos rojos que ocurre cuando los intestinos no pueden absorber apropiadamente la vitamina B128

Los síntomas de la anemia perniciosa pueden incluir fatiga, palidez, parestesia, incontinencia, psicosis y debilidad generalizada. El diagnóstico es problemático debido a la disponibilidad limitada de herramientas de diagnóstico9

¿Cuándo se produce la anemia perniciosa?

Las causas más comunes que pueden provocar anemia perniciosa son8

  • Debilitamiento del revestimiento del estómago (gastritis atrófica).
  • Una afección autoinmunitaria en la cual el sistema inmunitario del cuerpo ataca a la proteína del factor intrínseco actual o a las células en el revestimiento del estómago que lo producen.

El tratamiento de la anemia perniciosa tiene como objetivo la reposición de dosis terapéuticas de vitamina B12 mediante inyecciones intramusculares o suplementos orales.

3. Ayuda a la defensa del organismo

El hierro y la inmunidad de nuestro organismo están muy relacionados. Como consecuencia de ello la EFSA define que el hierro contribuye al funcionamiento normal del sistema inmunitario2. De hecho, las células del sistema inmunológico son capaces de combatir las agresiones bacterianas controlando el flujo del hierro13. Por lo que, la escasez del nivel de hierro del organismo puede afectar negativamente la capacidad de las células para responder a un ataque bacteriano.

4. Mantiene nuestro cerebro activo

El hierro es un mineral necesario para nuestro organismo porque interviene en la mielinización de las neuronas y en la síntesis de neurotransmisores10. Lo que significa que influye decisivamente en la función cognitiva, la habilidad de aprender, recordar información, organizar, planear y resolver problemas; concentrarse, mantener y distribuir la atención; entender y emplear el lenguaje, reconocer (percibir) correctamente el ambiente, y realizar cálculos, entre otras funciones.

Para que nuestro cerebro lleve a cabo sus funciones con normalidad necesita el hierro junto con otras vitaminas y elementos que, ya que un desequilibrio en los niveles de estos nutrientes por una dieta inadecuada puede ser uno de los factores involucrados en el deterioro cognitivo10.

Se puede incluso afirmar que la capacidad cognitiva de las personas puede verse influenciada por componentes de la dieta, como son los alimentos que contienen hierro. Además de ingerir complementos alimenticios, siempre es necesaria una alimentación adecuada para optimizar la función cerebral y no llegar a desarrollar un posible deterioro cognitivo10.

5. Contribuye a la producción de energía 

El hierro contribuye a que nuestro metabolismo energético se mantenga en un estado normal2. La comunidad científica considera que el estado del hierro de nuestro organismo está relacionado con desarrollos fisiológicos, bioquímicos y neurológicos. Una investigación ha estudiado los procesos biológicos que podrían ser la base  de las alteraciones en el sistema inmunológico, los sistemas neuronales y el metabolismo energético, en los que podría estar implicado el hierro11.

6. Contribuye al transporte de oxígeno

Una de las razones por las que resulta tan decisivo este mineral en la capacidad energética es que contribuye al transporte normal de oxígeno en nuestro organismo2. Con niveles bajos de hierro, el rendimiento y la actividad física intensa pueden verse comprometidos. Un estudio científico12 ha analizado la relación entre el nivel de hierro, el rendimiento físico y la actividad física. Se realizó tomando como participantes a mujeres de 18 a 45 años con deficiencia de hierro como con niveles normales de hierro. Todas ellas se sometieron a pruebas de trabajo físico.

El resultado fue que las mujeres con deficiencia de hierro tenían un VO2 (cantidad máxima de oxígeno que el organismo puede absorber, transportar y consumir en un tiempo determinado) significativamente más bajo en el umbral ventilatorio, una prueba que describe los cambios respiratorios asociados al aumento del trabajo físico. Las mujeres con mayor deficiencia de hierro pasaban significativamente más tiempo en conductas sedentarias y menos tiempo desarrollando una actividad física ligera.

7. El hierro contribuye al proceso de división celular

La división celular consiste en la duplicación de las células y su posterior división en dos. A través de esta reproducción se produce el crecimiento de los seres vivos

Con los avances tecnológicos recientes y la elaboración de perfiles transcriptómicos, proteómicos y metabólicos completos, han surgido nuevos conocimientos sobre cómo las células inmunitarias se regulan y son reguladas por el hierro14

Investigaciones destacan la relevancia del hierro para la división celular, dándole un papel crucial para el proceso de mitosis, el cual requiere de una gran cantidad de energía15.

Bibliografía

  1. Connorton JM, Balk J, Rodríguez-Celma J. Iron homeostasis in plants - a brief overview. Metallomics. 2017 Jul 19;9(7):813-823. doi: 10.1039/c7mt00136c. PMID: 28686269; PMCID: PMC5708359.
  2. COMMISSION REGULATION (EU) No 432/2012 of 16 May 2012 establishing a list of permitted health claims made on foods, other than those referring to the reduction of disease risk and to children’s development and health. 
  3. Beaumont C, Karim Z. Actualité du métabolisme du fer [Iron metabolism: State of the art]. Rev Med Interne. 2013 Jan;34(1):17-25. French. doi: 10.1016/j.revmed.2012.04.006. Epub 2012 May 15. PMID: 22595534.
  4. Muckenthaler MU, Rivella S, Hentze MW, Galy B. A Red Carpet for Iron Metabolism. Cell. 2017 Jan 26;168(3):344-361. doi: 10.1016/j.cell.2016.12.034. PMID: 28129536; PMCID: PMC5706455.
  5. Wurzinger B, König P. Eisenmangel, Müdigkeit und Restless-Legs-Syndrom [Iron deficiency, Fatigue and Restless-Legs-Syndrome]. Wien Med Wochenschr. 2016 Oct;166(13-14):447-452. German. doi: 10.1007/s10354-016-0497-3. Epub 2016 Aug 30. PMID: 27577248.
  6. U.S. National Library of Medicine
  7. Chaparro CM, Suchdev PS. Epidemiología, fisiopatología y etiología de la anemia en países de ingresos bajos y medios. Ann NY Acad Sci. Agosto de 2019; 1450 (1): 15-31. doi: 10.1111 / nyas.14092. Epub 2019 22 de abril PMID: 31008520; PMCID: PMC6697587.
  8. U.S. National Library of Medicine.  
  9. Rodríguez NM, Shackelford K. Anemia perniciosa. [Actualizado el 21 de noviembre de 2020]. En: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2020 Enero.
  10. Martínez García RM, Jiménez Ortega AI, López Sobaler AM, Ortega RM. Estrategias nutricionales que mejoran la función cognitiva [Nutrition strategies that improve cognitive function]. Nutr Hosp. 2018 Sep 7;35(Spec No6):16-19. Spanish. doi: 10.20960/nh.2281. PMID: 30351155.
  11. Beard JL. Iron biology in immune function, muscle metabolism and neuronal functioning. J Nutr. 2001 Feb;131(2S-2):568S-579S; discussion 580S. doi: 10.1093/jn/131.2.568S. PMID: 11160590.
  12. Crouter SE, DellaValle DM, Haas JD. Relationship between physical activity, physical performance, and iron status in adult women. Appl Physiol Nutr Metab. 2012 Aug;37(4):697-705. doi: 10.1139/h2012-044. Epub 2012 May 24. PMID: 22624679.
  13. Ward RJ, Crichton RR, Taylor DL, Della Corte L, Srai SK, Dexter DT. Iron and the immune system. J Neural Transm (Vienna). 2011 Mar;118(3):315-28. doi: 10.1007/s00702-010-0479-3. Epub 2010 Sep 29. PMID: 20878427.
  14. Cronin SJF, Woolf CJ, Weiss G, Penninger JM. The Role of Iron Regulation in Immunometabolism and Immune-Related Disease. Front Mol Biosci. 2019 Nov 22;6:116. doi: 10.3389/fmolb.2019.00116. PMID: 31824960; PMCID: PMC6883604.
  15. Robbins E, Pederson T. Hierro: su localización intracelular y posible papel en la división celular. Proc Natl Acad Sci US A. Agosto de 1970; 66 (4): 1244-51. doi: 10.1073 / pnas.66.4.1244. PMID: 4920092; PMCID: PMC335812.
     
x

¿Quieres 5 para tu compra?