Digestión saludable y buen ritmo intestinal gracias a las plantas

El ser humano ingiere cada día alimentos y bebidas con la finalidad de obtener la energía y los nutrientes necesarios para realizar sus funciones vitales. Y de esta función imprescindible para la vida y la salud se encarga el aparato digestivo y una serie de glándulas anejas como el hígado o el páncreas. Si el complejo sistema de digestión, metabolismo, absorción, transporte de nutrientes y en última instancia eliminación de los desechos no funciona correctamente, entonces pueden verse afectados múltiples órganos y sistemas. Es simple. Si su aparato digestivo funciona de manera adecuada (estómago, intestinos…) y su proceso digestivo va al ritmo que debería (ni muy lento ni muy rápido), entonces todo lo demás ya tiene un buen punto de partida para funcionar correctamente.  

Y quizá se pregunte, ¿por qué mi aparato digestivo no funciona adecuadamente?, ¿a qué se deben mis problemas de acidez, mi estreñimiento, mis digestiones lentas o mis problemas de gases? Pues la respuesta suele ser la combinación de diferentes factores como la inflamación, la alteración del ritmo intestinal, el estrés, la mala alimentación, la hipersecreción de ácido por parte del estómago, la alteración de la microbiota, la infección por Helicobacter pylori o incluso los trastornos psicológicos y emocionales (1).

Por eso, el abordaje de los trastornos digestivos debería ser multifactorial sin descartar ninguna de las posibles soluciones, incluida la fitoterapia. 
Algunas plantas medicinales de larga tradición, ligadas a la propia historia del ser humano y mucho antes de la aparición de los fármacos de síntesis, tienen la peculiaridad de ayudar a mejorar los problemas digestivos (2) (3), esos que muchas veces nos hacen sentirnos incómodos, hinchados, con dolores, gases, etc. Y no solo incómodos a nivel funcional sino también a nivel social. 

Soluciones naturales para problemas digestivos

No es necesario que lo sufra en silencio ni mucho menos que se resigne. La naturaleza le brinda soluciones para alcanzar una digestión óptima. Aquí le damos algunos ejemplos para situaciones concretas. Una combinación de extracto de Nopal (Opuntia ficus-indica) y extracto de hoja de olivo (Olea europea) junto a alginato y bicarbonato, resulta de utilidad para reducir la frecuencia y los síntomas del reflujo gastroesofágico (4). Así que si sufre de acidez, esta combinación podría suponer un gran alivio.

Si su problema es la dispepsia funcional, uno de los trastornos gastrointestinales más comunes con síntomas tan desagradables como sensación de plenitud abdominal superior, dolor epigástrico, eruptos, hinchazón, saciedad temprana, acidez estomacal o naúseas (5), entonces déjese ayudar por algunas plantas medicinales como el regaliz, cuyos estudios científicos ponen de manifiesto su utilidad en caso de dispepsia funcional (6). 

Y no podemos olvidarnos de la raíz de Angélica (Angelica archangelica), cuyo uso tradicional en medicina popular en forma de infusión ha sido administrada para las flatulencias, para la indigestión, la debilidad general o la bronquitis (7). Ha sido especialmente respetada en los países nórdicos, donde se cultiva desde el siglo X como planta medicinal y vegetal comestible, alcanzando su máxima popularidad en Escandinavia  donde se sigue empleando, especialmente en la cultura sami. 

En la actualidad, se estudian sus efectos como protector de la mucosa gástrica con acción antiulcerosa, junto a otros extractos herbales (8) y su acción hepatoprotectora (9) e incluso los estudios más actuales muestran su potencial antitumoral (10). Y estos son solo algunos ejemplos de la aplicación de la fitoterapia, pero hay más.

Cuando el tránsito intestinal se enlentece

Es cierto que con el paso de los años los mecanismos fisiológicos tienden a volverse más lentos pero de nuevo, las plantas pueden ser un gran apoyo en caso de estreñimiento, que se define como un trastorno basado en deposiciones poco frecuentes, heces difíciles de evacuar, sensación de evacuación incompleta o la combinación de varios de estos factores (11). Por otro lado, la presencia de malestar o dolor abdominal importante asociado con el estreñimiento define, entre otros factores, al síndrome del intestino irritable (12). La ingesta de fibra dietética y un buen nivel de hidratación son estrategias básicas para mejorar el estreñimiento

Entre las fibras más estudiadas para este cometido se encuentran las semillas de psyllium o  ispágula (Plantago ovata). La cáscara, porción mucilaginosa de la cubierta de esta semilla, y parte más utilizada, contiene fibra soluble, viscosa y fermentable, capaz de retener agua, hincharse y formar una masa gelatinosa que suaviza y aumenta el volumen de las heces, lo que ayuda a estimular los movimientos peristálticos mejorando el estreñimiento (13) (14), además de otros parámetros como el colesterol, la glucosa sanguínea y el peso corporal (15) (16) e Incluso hay estudios que apuntan a que reduce los síntomas asociados al síndrome de intestino irritable (17).

Además de cáscara de semillas de psyllium (y si es de cultivo ecológico mejor), los probióticos (microorganismos vivos que aportan beneficios al organismo) son otra de las estrategias que pueden ser eficaces para aliviar el estreñimiento y la inflamación intestinal, en especial las bacterias lácticas (18) (19) (20), aunque en este punto sin embargo, el efecto puede depender de la cepa bacteriana utilizada y de la población estudiada. A ello se suma el efecto prebiótico (“alimento” para las bacterias de la microbiota que estimula su crecimiento) de algunas sustancias naturales, como el glucomanano de konjac (Amorphophallus konjac K. Koch), que pueden ayudar a la pérdida de peso y a mejorar el estreñimiento y la inflamación (21) (22).

Haga las paces con su aparato digestivo de una vez por todas

Si tiene problemas digestivos, si ha renunciado a determinados alimentos porque los asociada a que le causan indigestión (por ejemplo la familia de las coles, las legumbres, la lechuga…), si se siente hinchado, si las digestiones se le hacen largas y pesadas, si va con poca frecuencia al baño y además debe hacer esfuerzo para expulsar las heces… entonces tome nota de las plantas que están de su lado en la batalla frente a los espasmos intestinales, la acidez, la dispepsia, las flatulencias, el estreñimiento y la hinchazón abdominal. 

La combinación de distintos extractos herbales es una buena solución. ¿Por qué? Porque como en cualquier equipo, influyen dos factores: la acción de cada uno de los actores por separado y el trabajo en equipo del conjunto (sinergia). Es decir, que para que el proceso de la digestión funcione y usted se sienta bien, deben trabajar en equipo el estómago, el hígado, el páncreas, los riñones y los intestinos. Y para ello dispone de diferentes soluciones naturales y extractos herbales que pueden ayudarle a mejorar el confort digestivo y el estreñimiento. 

Por eso optar por formulaciones complejas de fitoterapia (y porque no junto a probióticos y prebióticos) que influyan de forma positiva en el buen funcionamiento de varios órganos a la vez es una apuesta segura por su salud digestiva. 

Encuentre todos nuestros productos de fitoterapia dedicados a la digestión haciendo clic aquí.

Bibliografía

(1) Functional dyspepsia- a multicausal disease and its therapy, Allescher HD. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16859904
(2) Contributions to the phytotherapies of digestive disorders: Traditional knowledge and cultural drivers of Manoor Valley, Northern Pakistan. Rahman IU, Ijaz F, Afzal A, Iqbal Z, Ali N, Khan SM. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27353866
(3) Ethnomedicinal plants used for digestive system disorders by the Karen of northern Thailand, Kornkanok Tangjitman, Chalobol Wongsawad, corresponding author Kaweesin Kamwong, Treetip Sukkho, and Chusie Trisonthi https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4422539/
(4) Efficacy and Safety of a Natural Remedy for the Treatment of Gastroesophageal Reflux: A Double-Blinded Randomized-Controlled Study
Umberto Alecci, Francesco Bonina, Andrea Bonina, Luisa Rizza, Santi Inferrera, Carmen Mannucci and Gioacchino Calapai
 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5080480/
(5) Validation of the gastrointestinal symptom score for the assessment of symptoms in patients with functional dyspepsia.
Adam B1, Liebregts T, Saadat-Gilani K, Vinson B, Holtmann G. 
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16098003
(6) An Extract of Glycyrrhiza glabra (GutGard) Alleviates Symptoms of Functional Dyspepsia: A Randomized, Double-Blind, Placebo-Controlled Study
Kadur Ramamurthy Raveendra, Jayachandra, Venkatappa Srinivasa, Kadur Raveendra Sushma, Joseph Joshua Allan, Krishnagouda Shankargouda Goudar, Hebbani Nagarajappa Shivaprasad, Kudiganti Venkateshwarlu, Periasamy Geetharani, Gopalakrishna Sushma, and Amit Agarwal 
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3123991/
(7) Bhat Z A, Kumar D, Shah M Y. Angelica archangelica Linn. is an angel on earth for the treatment of diseases. Int J Nutr Pharmacol Neurol Dis [serial online] 2011 [cited 2019 May 27];1:36-50. Available from: http://www.ijnpnd.com/text.asp?2011/1/1/36/77531
(8) Antiulcerogenic effect of some gastrointestinally acting plant extracts and their combination. Khayyal MT1, el-Ghazaly MA, Kenawy SA, Seif-el-Nasr M, Mahran LG, Kafafi YA, Okpanyi SN. 
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11505785
(9) Hepatoprotective effect of Angelica archangelica in chronically ethanol-treated mice. Yeh ML, Liu CF, Huang CL, Huang TC.
 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12711833
(10) Medicinal properties of Angelica archangelica root extract: Cytotoxicity in breast cancer cells and its protective effects against in vivo tumor development. Oliveira CR, Spindola DG, Garcia DM, Erustes A, Bechara A, Palmeira-Dos-Santos C, Smaili SS, Pereira GJS, Hinsberger A, Viriato EP, Cristina Marcucci M, Sawaya ACHF, Tomaz SL, Rodrigues EG, Bincoletto C. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30799248
(11) WGO Practice Guideline - Constipation http://www.worldgastroenterology.org/guidelines/global-guidelines/constipation
(12) All Roads Lead to Rome: Update on Rome III Criteria and New Treatment Options. David Q. Shih, MD and Lola Y. Kwan, MD https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3085189/
(13) Fiber and functional gastrointestinal disorders. Eswaran S1, Muir J, Chey WD. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23545709
(14) The Effect of Psyllium Husk on Intestinal Microbiota in Constipated Patients and Healthy Controls. Jalanka J,, Major G, Murray K, Singh G, Nowak A, Kurtz C, Silos-Santiago I, Johnston JM, de Vos WM, Spiller R. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30669509
(15) Effects of psyllium vs. placebo on constipation, weight, glycemia, and lipids: A randomized trial in patients with type 2 diabetes and chronic constipation.
Noureddin S, Mohsen J, Payman A. 
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30219432
(16) Lipid- and glucose-lowering efficacy of Plantago Psyllium in type II diabetes. Rodríguez-Morán M, Guerrero-Romero F, Lazcano-Burciaga G. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9747644
(17) Soluble or insoluble fibre in irritable bowel syndrome in primary care? Randomised placebo controlled trial.
Bijkerk CJ, de Wit NJ, Muris JW, Whorwell PJ, Knottnerus JA, Hoes AW. 
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19713235/
(18) Nutritional care of the patient with constipation. Fernández-Bañares F. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16782530
(19) Probiotics, fibre and herbal medicinal products for functional and inflammatory bowel disorders
Diego Currò,corresponding author Gianluca Ianiro, Silvia Pecere, Stefano Bibbò, and Giovanni Cammarota
 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5429330/
(20) The efficacy of probiotics in the treatment of irritable bowel syndrome: a systematic review.
Moayyedi P1, Ford AC, Talley NJ, Cremonini F, Foxx-Orenstein AE, Brandt LJ, Quigley EM. 
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19091823
(21) Konjac glucomannan, a promising polysaccharide of Amorphophallus konjac K. Koch in health care. Behera SS, Ray RC. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27481345/
(22) Health-promoting effects of konjac glucomannan and its practical applications: A critical review. Devaraj RD, Reddy CK, Xu B. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30586587