La acerola, la fruta que ayuda a prevenir la fatiga

La acerola o también llamada Malpighia punicifolia L. es una fruta muy conocida por su alta concentración de Vitamina C. Posee un aspecto similar a una cereza (unos 1 ó 2 centímetros de diámetro). Al madurar en otoño, la acerola pasa a tener un color rojo o amarillo, un sabor agridulce y una textura carnosa.

Una fruta mediterránea muy apreciada en América

El árbol del que procede la acerola (Malpighia punicifolia L.) es un árbol de hoja caduca y pertenece a la familia de las rosáceas. En otoño sus hojas se tiñen de naranja pardo y en primavera sus flores son blancas y aparecen en forma de pequeños racimos.

Este árbol se desarrolla bien en lugares soleados o semisoleados y no precisa de grandes cuidados, más allá de un riego ocasional, debido a que aguanta bien la falta de agua. Es resistente al frío y su madera es de difícil combustión. Es originario de la región mediterránea, Oriente Medio y Asia occidental y es muy abundante en países de América del Sur, entre ellos, Brasil, país que destaca como el mayor productor de acerola en la actualidad.

Qué propiedades beneficiosas ofrece la acerola

Entre la comunidad científica ha aumentado el interés por esta fruta y las compañías farmacéuticas han realizado más estudios en los últimos años. ¿Qué contiene la acerola?

  • Contiene mucha Vitamina C

La cantidad de vitamina C que presenta esta fruta la hace beneficiosa para la salud, ya que concentra entre 1.500 y 4.500 mg por cada 100 gramos. Lo que significa que la acerola tiene alrededor de 50 a 100 veces más Vitamina C que la naranja o el limón 1.

Según Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, (European Food Safety Authority), la vitamina C contribuye a la reducción del cansancio y la fatiga. También ayuda, al funcionamiento normal del sistema inmunitario durante y después del ejercicio físico intenso, cuando se ingieren 200 mg de vitamina C al día añadidos a la ingesta recomendada. A partir de los 18 años, la EFSA aconseja la cantidad de 110 mg/día para los hombres y 95 mg para las mujeres.

El consumo de vitamina C es necesario para nuestro organismo y puede tener beneficios para la salud, ya que contribuye a la formación de colágeno para el funcionamiento normal de los vasos sanguíneos, huesos, cartílagos, encías, dientes y de la piel

Su aportación es también beneficiosa para mantener en niveles normales el metabolismo energético, el sistema nervioso, a la protección de las células del daño oxidativo, a la regeneración de la forma reducida de la vitamina E y a la absorción del hierro.

Al tener un reservorio de fitonutrientes, la fruta exhibe una alta capacidad antioxidante y varias propiedades biofuncionales interesantes como el efecto de blanqueamiento de la piel, actividad de reversión antienvejecimiento 2.

  • Otros componentes como hierro, calcio

La acerola también aporta carbohidratos con un valor de 3,75 gramos por cada 100, hierro (con una concentración de 0,24 miligramos por cada 100 gramos); calcio (11,7 miligramos por cada 100 gramos) y fósforo (17,1 miligramos por cada 100 gramos).

  • Tiamina y riboflavina

Asimismo, cada 100 gramos de esta fruta contienen 0,21 gramos de proteínas 0,23 gramos de grasas, y 8,7 mg/100 g de piridoxina, también conocida como vitamina B6. En menor medida también aporta otras vitaminas como la tiamina (vitamina B1) y la riboflavina (vitamina B2) 3.

Cómo se puede consumir la acerola

La acerola se puede consumir a diario y en cualquier momento resulta recomendable. Su sabor apetecible y su textura refrescante la convierten en una fruta ideal para concluir las comidas, ya que resulta digestiva. También la podemos tomar como aperitivo, elaborar dulces e incluso hacer licor de acerola. 

En países de América del Sur es muy popular y se utiliza para elaborar zumos, mermeladas, helados, compotas, gelatinas, confituras, dulces y licores. También se puede consumir, siguiendo las indicaciones, como complemento alimenticio.

Acerola o/y naranja, siempre Vitamina C

Para elegir con fundamento entre un zumo de una naranja y uno de acerola, debemos tener en cuenta que la vitamina C es oxidable. Los tradicionales zumos de naranja o de limón tienden a perder las propiedades de la fruta en unas horas, una pérdida que aumenta si recordamos que la mayor cantidad de vitamina C está en la cáscara que solemos desechar.

Podemos deducir que solo consumimos el 26% de la vitamina C al exprimir la fruta ya sea naranja o acerola. En el caso de los zumos envasados también se producen mermas en las características de un zumo de naranja, ya que pueden disminuir debido a los métodos usados en el procesamiento, dependiendo del tipo de envase y por el almacenamiento del producto, entre otros factores.

En períodos de más actividad es posible que necesite un extra que le ayude a evitar el agotamiento y la fatiga. Una solución muy adecuada son los complementos, ya que evitan que nuestro organismo agote las reservas de vitaminas que necesitamos para desarrollar nuestro día a día sin acabar rendidos en el sofá. La buena noticia es que la acerola ofrece cantidades necesarias de Vitamina C que necesitaríamos.

En Anastore puedes obtener los beneficios de esta fruta en diversos productos que te ayudarán a mantener los niveles de vitamina C en cualquier época del año. 

Conociendo los grandes beneficios de esta fruta, hemos desarrollado diversos productos con extracto de acerola como la Acerola ecológicaIncaforce, Anaskin, Selenio y vitamina C y Pro Respiración.

Referencias

  1. Acerola, an untapped functional superfruit: a review on latest frontiers. Anand Prakash and Revathy Baskaran Corresponding. J Food Sci Technol. 2018 Sep; 55(9): 3373–3384.
  2. Saokar (2013) Vitamin C in dermatology. Indian Dermatol Online J 4(2): 143-146.
  3. Mezadri T, Fernández-Pachón MS, Villaño D, García-Parrilla MC, Troncoso AM. El fruto de la acerola: composición, características productivas e importancia económica [The acerola fruit: composition, productive characteristics and economic importance]. Arch Latinoam Nutr. 2006;56(2):101‐109.