Los incalculables beneficios anti-edad de la Cúrcuma

¿Quién no conoce el curry, salsa inseparable de la gastronomía india?

Sin embargo, pocos saben que esta especia, al igual que su receta, no existe. Sus ingredientes pueden variar, así como la composición del condimento empleado, que es, en realidad, una mezcla de diferentes especias (1). La que no puede faltar en su elaboración, es precisamente la cúrcuma, de sabor característico y con su fuerte color amarillo anaranjado. Obtenida tras secar y moler el rizoma de la Curcuma longa, esta especia no es sólo una simple baza culinaria, sino sobretodo  un aliado de salud indispensable.

La lucha contra el estrés oxidativo

Para comprender cómo actúa la cúrcuma, primero hay que hablar del mal que combate: la oxidación.

Algunos factores, como el estrés, la intensa actividad física, una alimentación desequilibrada, e incluso el oxígeno, contribuyen a la presencia en nuestro organismo de moléculas que sólo poseen un átomo en lugar de dos:  los radicales libres. La pérdida de esta partícula elemental provoca una reacción en cadena que lleva a la degradación de las moléculas. Los radicales libres pueden provocar un envejecimiento prematuro: alteraciones hormonales, ataques del ADN y la aparición de enfermedades cardiovasculares, inflamatorias, reumáticas u oncológicas (2).

Cuando la presencia de estas sustancias oxidativas es superior a la capacidad de defensa de la célula, hablamos de estrés oxidativo. Para mantener un equilibrio adecuado para el organismo, hay que proporcionarle elementos capaces de impedir los ataques o incluso la formación de radicales libres: los antioxidantes (2).

El mundo vegetal es una fuente inagotable de dichos antioxidantes. Una dieta sana, variada y equilibrada, aporta un número importante de estos inhibidores radicalarios. Para conocer el valor antioxidante de cada alimento, se emplea el índice ORAC (Oxygen Radical Absorbance Capacity). Este método de medición ha determinado en particular el nivel de antioxidante de la cúrcuma: 159 277 μmol TE/100 g, o sea 10 veces el valor de una nuez o de una almendra (3).  

La cúrcuma, potente antioxidante

Los compuestos bioactivos principales de la cúrcuma son unos polifenoles, los curcuminoides, que incluyen principalmente curcumina, el potenciador principal de su sabor (4).

Este antioxidante, también llamado diferuloilmetano, tiene distintas propiedades:

  • antiinflamatoria (5): la curcumina regula las diferentes moléculas de señalización, que coordinan la actividad celular (6) e inhibe la activación del factor nuclear Kappa B (NF-kB) que interviene en la inflamación (6,7);

  • antidiabética (4): los curcuminoides reducen principalmente la concentración de glucosa en sangre;

  • hipolipemiante: la curcumina aumenta los niveles de “colesterol bueno” (HDL) y reduce la presencia de triglicéridos (8);

  • anticancerígena: su acción antiproliferativa e inmunomoduladora evita la aparición, la progresión y el desarrollo tumorales (9).

Biocurcumax, la curcumina biodisponible

Los curcuminoides plantean un problema grave: su débil biodisponibilidad. De baja solubilidad, se metabolizan antes de poder ser absorbidos por los intestinos. Por eso, a menudo se recomienda combinar la cúrcuma con pimienta verde (Piper nigrum) o larga (Piper longa), cuya piperina actúa en sinergia con los polifenoles.

Empresa puntera en fitoterapia, Anastore propone una curcumina fácilmente biodisponible que no tiene por qué combinarse con piperina: Biocurcumax™.

Extracto 100% natural y patentado, Biocurcumax™ es un extracto con un 95% de curcumina, que permanece más de 8 horas en sangre, un tiempo de acción excepcional.

Descubrir nuestro producto con un 95% de curcumina

Bibliografía

  1. http://www.lacuillere.com/articles/62-L-histoire-du-curry-un-plat

  2. Morelle, J. (2003). L'Oxydation des aliments et la santé. François-Xavier de Guibert

  3. Vanotti, A., & Speranza, M. (2009). Il paniere degli alimenti: Come nutrirsi in modo sano e gustoso. Springer Science & Business Media.

  4. Zhang et al. (2013) Curcumin and diabetes: a systematic review. Evid-Based Compl Alt Med Vol 2013, 16 pages.

  5. Priyadarsini (2014) The chemistry of curcumin: from extraction to therapeutic agent. Molecules 19: 20091-20112.

  6. Prasad et al. (2014) Recent Developments in Delivery, Bioavailability, Absorption and Metabolism of Curcumin: the Golden Pigment from Golden Spice. Cancer Res Treat 46(1):2-18.

  7. Dulbecco and Savarino (2013) Therapeutic potential of curcumin in digestive diseases. World J Gastroenterol 19(48): 9256-9270.

  8. Bone and Mills (2013) Principles and practice of phytotherapy. Elsevier.

  9. Rahmani et al. (2014) Curcumin: a potential candidate in prevention of cancer via modulation of molecular pathways.