Fórmula Probióticos

La fórmula contiene fibras y bacterias lácteas liofilizadas

Para reforzar la salud intestinal y las defensas naturales

Fórmula Probióticos

PRINCIPALES INDICACIONES:

Patologías intestinales, infecciones intestinales, escasez de lactasa, hipercolesterolemia, antibioterapia, úlceras, cefaleas crónicas, encefalopatía hepática

29,00 €

Ref. JJ12 En Stock

Descripción

Nuestra mezcla de probióticos y fibras contribuye al buen equilibrio bacteriano del intestino.

  • Facilita el tránsito intestinal, fuente del bienestar digestivo.
  • Refuerza el sistema inmunitario favoreciendo el crecimiento de las bacterias más resistentes a los agentes patógenos.
  • Mejoran la absorción de los alimentos y la asimilación de los minerales como el magnesio, por ejemplo.

¡Todo ello contribuye a una sensación general de bienestar!


Información detallada

Los prebióticos (fibras de oligosacáridos como Actilight®) aportan elementos nutritivos que estimulan el crecimiento de las bacterias buenas ya presentes en el intestino. Los probióticos (cepas seleccionadas de bacterias como el Lactobacillus, Lactococcus o el Bifidobacterium… ) refuerzan su población en número.
Con este doble efecto “bifidogénico” complementar, los probióticos y los prebióticos ejercen una triple acción:
•    Facilita el tránsito intestinal, fuente del bienestar digestivo.
•    Refuerza el sistema inmunitario favoreciendo el crecimiento de las bacterias más resistentes a los agentes patógenos.
•    Mejoran la absorción de los alimentos y la asimilación de los minerales como el magnesio, por ejemplo.

Los probióticos (“por la vida”) son bacterias “buenas” que aprovechando nuestras vías digestivas hasta el intestino grueso (o colon) regeneran nuestra flora intestinal (que cuenta ya con unos 100.000 miles de millones de bacterias buenas aproximadamente). Los probióticos más comunes son fermentos lácticos llamados Bifidobacterium o Lactobacillus.

Los lactobacilos  son bacterias lácteas naturales presentes en el estómago humano, pero también en el intestino y en el colon. Su actividad enzimática favorece la reducción de la acidez del canal digestivo. Participan en la mejora del equilibrio micróbico del canal digestivo y aseguran la correcta protección contra infecciones (promoviendo el equilibrio de la flora intestinal). Por último, aumentan la absorción intestinal del colesterol disminuyendo el índice de riesgo de problemas cardiacos. Es preciso recordar también sus propiedades antiinfecciosas. Sobre todo con respecto al Helicobacter pylori, una bacteria responsable de los trastornos gástricos y, en términos de úlcera, del cáncer de estómago y de toda una serie de problemas relacionas con el sistema inmunitario, cardiovascular o cutáneo. De esta forma, el 20% de los que padecen cefaleas crónicas serán afectados también por el Helicobater pylori: en este último caso, los estudios demuestran que los pacientes que siguen un tratamiento a base de lactobacillus durante varios meses a largo plazo sufren menos de dolores de cabeza, o de forma más soportable, con respecto a los que han elegido un tratamiento clásico…
Las bifidobacterias como el Bifidobacterium bifidum son especialmente apreciadas por sus efectos anti-tumorales. El Bifidobacterium infantis ha sido comprobado con éxito entre las mujeres con síndrome de intestino irritable.

Los prebióticos (“antes de la vida”) son ingredientes alimenticios, así como las fibras, como por ejemplo, Actilight® (fructo-oligosacárido), muy bifidogénico (alimentan las bifidobacterias ya presentes en la flora intestinal). El consumo de Actilight®, según más de 80 estudios clínicos realizados en los últimos años, tiene un efecto positivo sobre el sistema inmunitario (resistencia a las enfermedades), el tránsito intestinal (digestión) y la absorción de los minerales(absorción del magnesio).

El Lactobacillus acidophilus es un probiotico (microorganismo viviente y no patógeno), en éste caso una bacteria láctea. Que vive naturalmente en el estómago humano, pero igualmente en el intestino y en el colon, éste es un eje de la respuesta fundamental para diversas patologías y está considerado como uno de los productos de mayor rendimiento en la higiene intestinal.

Este microorganismo participa en la mejora del equilibrio microbiano del tubo digestivo y asegura igualmente una protección contra las infecciones favoreciendo la flora intestinal. Ha sido igualmente demostrado que las actividades enzimáticas del lactobacillus favorece la reducción de la ácidez del tubo digestivo. El lactobacillus completa, de otro lado, la acción de los enzimas ya presentes en el intestino y permite el tratamiento de las carencias en lactasa.

La acción del lactobacillus no se para aquí. Su rol en la absorción intestinal del colesterol está actualmente demostrado; éste disminuye la tasa y reduce los riesgos de problemas cardíacos. Este permite el tratamiento, de algunos problemas intestinales, como el de la diarréa como consecuencia de una antibioterapia. Por último, la mejoría clínica de pacientes que sufren de una encelofalopatía hepática está comprobada, cuando estos siguen un tratamiento en lactobacillus.

Sus propiedades antiinfecciosas son igualmente impresionantes. Sobretodo con respecto al Helicobacter pilori, que es una bacteria responsable de las infecciones gástricas y, al final de una úlcera e incluso de un cáncer al estómago. Esta bacteria, ha sido puesta en evidencia igualmente en todo una serie de infecciones ligadas al sistema inmunitario, al sistema cardiovascular y al de la piel. Alrededor del 20% de las enfermos que sufren de cefalea crónica estarían infectados por el Helicobater pilori. En éste último caso, los estudios muestran que los pacientes que siguen un tratamiento de lactobacillus durante algunos meses en seguida sufren de menos dolores de cabeza y de esta manera la enfermedad sería más soportable que aquellos que han seguido un tratamiento clásico.

Composición

INGREDIENTES:

Por 3 cápsulas (10.5 miles de millones de bacterias lácteas): 1.05 miles de millones de Lactobacillus acidophilus; 1.05 miles de millones de Lactobacillus delbrueckii bulgaricus; 1.05 miles de millones de Lactobacillus plantarum; 1.05 miles de millones de Lactococcus lactis; 1.05 miles de millones de Bifidobacterium infantis; 1.05 miles de millones de Lactobacillus brevis; 1.05 miles de millones de Lactobacillus casei; 1.05 miles de millones de Lactobacillus rhamnosus; 1.05 miles de millones de Bifidobacterium bifidum; 1.05 miles de millones de Bifidobacterium breve.

OTROS INGREDIENTES:

Actilight® (fructooligosacáridos), maltodextrina, antiaglomerante (E470b): estearato de magnesio, cápsula vegetal: hidroxipropilmetilcelulosa.

ALÉRGENOS:

Este producto no contiene alérgenos (según el Reglamento (UE) Nº 1169/2011) ni organismos modificados genéticamente.

FABRICACIÓN Y GARANTÍA DE CALIDAD:

Este complemento alimenticio está fabricado por un laboratorio siguiendo las normas BPF. Las BPF son las Buenas Prácticas de Fabricación vigentes en el sector farmacéutico europeo (en inglés GMP, Good Manufacturing Practice). El contenido del principio activo está garantizado por análisis regulares que se pueden consultar online.
Actilight®, nuestra mezcla de fructooligosacáridos, es un producto natural obtenido mediante técnicas biotecnológicas a partir de remolachas cultivadas en Europa gracias al uso de un enzima producido por el Aspergillus Níger, un hongo microscópico utilizado en la industria alimenticia. Al tener una composición estable, el Comité Científico de la Comisión Europea ha autorizado su uso como ingrediente alimenticio desde 1994.

Uso

CONSEJOS DE USO:

3 cápsulas al día, una antes de cada comida, con medio vaso de agua y según los consejos de su médico.

PRECAUCIONES:

Se desaconseja para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. No superar la dosis diaria recomendada.

ADVERTENCIAS:

Los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutos de una dieta variada y equilibrada y un estilo de vida saludable. En caso de tratamiento médico, consulte con su terapeuta. Solo para adultos. Mantener fuera del alcance de los niños más pequeños.

INSTRUCCIONES DE ALMACENAMIENTO:

Conservar en un lugar fresco, seco y fuera del alcance de la luz.