Omega 3
90 CÁPSULAS
ETIQUETA CC10

Omega 3

Calidad EPAX®

Un producto puro, estable y de calidad para un correcto equilibrio alimentario.

 

1 unidad

3 + 1 gratis
500 mg / 90 cápsulas
  23,90 €
  71,70 € (95,60 €)
Compartir

PRINCIPALES INDICACIONES: Alimentación equilibrada, prevención cardiovascular, el dolor y la inflamación

Omega 3

500 mg / 90 cápsulas


Ref. CC10 | En Stock

23,90 €

Comprar Omega 3
LOTE: D07823
FECHA DE CADUCIDAD: 29/02/2016

Contenido neto: 62 g

Fabricado en Francia
 

Los Omega 3 son indispensables para disfrutar de un buen equilibrio alimenticio. En la mayoría de ocasiones, estos ácidos grasos no saturados, en especial presentes en el pescado graso, no son aportados en cantidad suficiente por nuestra alimentación, que todavía es demasiado rica en ácidos grasos insaturados.

Los Omega 3 sobre todo limitan el exceso de colesterol y ayudan a prevenir riesgos cardiovasculares (cerebro, corazón y vasos sanguíneos).

También tienen la propiedad de reducir los dolores e inflamaciones.

Nuestro concentrado de Omega 3, elaborado con aceites de pescados salvajes obtenido respetando el medio ambiente, ha sido descontaminado, por lo que está completamente libre de pesticidas o metales pesados. Eligiendo EPAX® tiene la garantía de la máxima PUREZA, CALIDAD y ESTABILIDAD de los aceites de pescados.



INGREDIENTES: Por 3 cápsulas : 1500 mg de peces salvajes concentrado de omega 3, estandarizado al 30% de ácido eicosapentaenoico (es decir, EPA 450 mg) y al 20% de ácido docosahexaenoico (es decir, DHA 300 mg) en forma de triglicéridos [Calidad EPAX®], 4.5 mg de Vitamina E en forma de tocoferoles (E306) (45% CDR)

OTROS INGREDIENTES: Antioxidante (E392): Extracto de romero, Cápsula : gelatina de pescado, humectante (E422): glicerol vegetal.

ALERGIAS: No consumir en caso de alergia al pescado.

FABRICACIÓN Y GARANTÍA DE CALIDAD: Este complemento alimenticio está fabricado por un laboratorio que cumple las normas BPF. Las normas BPF son las Buenas Prácticas de Fabricación de acuerdo con la normativa de la Industria Farmacéutica Europea (en inglés GMP: Good Manufacturing Practice).
Los peces utilizados se pescan en alta mar, a lo largo de la costa peruana y chilena, siguiendo unos métodos de pesca respetuosos con el medioambiente, es decir sin traína ni red de fondo. La única técnica utilizada es la del cerco para túnidos (“purse seining”), que consiste en depositar una red en la superficie y recoger los peces que acuden a alimentarse.
Los aceites se tratan mediante un proceso tecnológico innovador (la tecnología “Pronova biocare”, patentada en 2004), que permite separar los aceites de los contaminantes que puedan contener al tratarse de peces que habitan en un medio contaminado como es el alta mar.
El complemento alimenticio resultante se ciñe a unas normas particularmente estrictas referidas a los contaminantes medioambientales. Esta normativa se define mediante el logo EPAX®, que garantiza de 10 a 20 residuos menos que las normas oficiales autorizadas referidas a los metales pesados, las dioxinas, los PCB, los pesticidas organoclorados (HCB, HCH, Lindane, DDT) y los retardadores de llama bromados.
Además, mediante un proceso se mejora la estabilidad de los aceites que, de otra manera, tendrían tendencia a oxidarse, aportando un sabor a pescado (etiqueta Qualitysilver®).
EPAX® y Qualitysilver® le garantizan la máxima PUREZA, CALIDAD y ESTABILIDAD en aceites de pescado.
El contenido en principios activos está garantizado por métodos de análisis reglados que pueden ser consultados en línea.

CONSEJOS DE USO: 3 cápsulas al día antes de las comidas con medio vaso de agua. Tener en cuenta los aportes alimenticios.

PRECAUCIONES: Se desaconseja para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. No exceder la dosis diaria recomendada.

ADVERTENCIAS: Los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutos de una dieta variada y equilibrada y un estilo de vida saludable. En caso de tratamiento médico, consulte con su terapeuta. Sólo para adultos. Mantener fuera del alcance de los niños más pequeños.

INSTRUCCIONES DE ALMACENAMIENTO: Conservar en un lugar fresco, seco y fuera del alcance de la luz.

El EPA y el DHA, ácidos grasos esenciales, son los principales componentes de los aceites de pescados grasos tales como el salmón. Su consumo regular limita el exceso de colesterol, contribuyendo así a la prevención de los riesgos cardiovasculares y disminuyendo los dolores e inflamaciones.

La utilización del aceite de pescado graso favorece al aporte necesario en ácidos grasos esenciales, que nuestro cuerpo no sabe sintetizar, en detrimento de los ácidos grasos saturados, aún más numerosos en nuestras costumbres alimentarias. El aceite de pescado graso permitiría entonces mejorar de alguna manera el balance lipídico de una persona.

El aceite de pescado entre dos aguas

Aunque los peces de criadero, y en particular, el salmón, están en el centro de la polémica, Anastore pone de relieve la pureza de su aceite marino. Surgido de peces pequeños procedentes de una pesca sostenible y controlada, éste aceite supera los estándares de calidad requeridos.

Los omega presentes en nuestros aceites están certificados sin salmón y presentan una tasa de pureza elevada, desafiando cualquier competencia.

SITUACIÓN

En una sociedad de consumo en la que los consumidores son cada vez más exigentes en cuanto a la calidad y a la pureza de su alimentación, el pescado, recomendado por sus numerosas cualidades nutricionales, principalmente sus aportaciones en ácidos grasos, está en el centro de la controversia. En efecto, la multiplicación de los "criaderos", así como las contaminaciones medioambientales ocasionan una contaminación más importante. Se observa principalmente en los pescados grandes o en el salmón, más proclives, por su larga duración de vida, a su propagación.

NUESTRO COMPROMISO

Nuestra voluntad de proporcionar un aceite marino de calidad pasa por numerosas exigencias. Nuestro aceite EPAX, utilizado en nuestros productos OMEGA, procede de peces pequeños salvajes pescados en las zonas de pesca más puras y está garantizado sin salmón. Esta pesca sostenible respeta los criterios de conformidad y las cuotas estrictas que permiten la obtención de un aceite cuya probabilidad de contaminación es mínima. Dicha contaminación resulta inexistente gracias a una etapa de destilación que se añade al proceso clásico de producción y de purificación de los aceites. Esta técnica permite la eliminación completa de residuos eventuales contaminados y garantiza uno de los aceites más puros del mercado. Supera de este modo los estándares reglamentarios de pureza (PCB, dioxinas, pesticidas, metales pesados) impuestos por las autoridades, como muestra el esquema a continuación.