Nopal, el cactus que captura las grasas y el azúcar

Un poco de historia

Hablar de Nopal es hablar de la historia de Méjico, centro de la diversidad de las distintas especies de cactáceas, donde se calculan más de 120 especies diferentes de Opuntia. Y es que en la propia composición gráfica del escudo de este país se encuentra representado el nopal, entre otros elementos naturales (1)(2).

Se estima que miles de años atrás, cuando los primeros pobladores llegaron a la cuenca de México, encontraron varios géneros de cactus, entre ellos el Nopal y que los mayas del sureste de Méjico se alimentaban de sus frutos y brotes. La historia cuenta que llegó a Europa con el primer viaje de regreso de Colón a Lisboa en 1943 y que sus suculentos frutos hicieron las delicias de los europeos del siglo XV (3)(4).

Hoy en día el fruto de la chumbera  o nopal (Opuntia ficus-indica) sigue siendo un manjar para el paladar, además de una fuente importante de nutrientes. El Nopal es rico en fibra dietética, vitamina C, calcio, betalaína y polifenoles de acción antioxidante (5) que se emplea en la cocina tradicional como alimento, para la elaboración de jugos o como materia prima en la fabricación de complementos alimenticios (6).

Desde la medicina tradicional hasta nuestros días

En medicina tradicional, el cactus Opuntia se ha utilizado para el tratamiento de quemaduras y heridas en uso tópico y por vía oral como antiinflamatorio, en caso de úlceras, como hipoglucemiante y como antiviral (7)(8).

Actualmente la especie Opuntia ficus-indica crece no sólo en Méjico sino también en climas semiáridos de Latinoamérica, Sudáfrica y países del mediterráneo, donde se utiliza como remedio herbal para distintas afecciones gracias a sus efectos antioxidantes, antiinflamatorios, hipoglicémicos e hipolipemiantes (9).

Nopal, bloqueador natural de azúcar y grasa

Los estudios actuales muestran como el Nopal puede controlar y reducir los niveles de glucosa en sangre, tanto en personas sanas como en personas con diabetes tipo 2 (10)(11) lo que apoya el ya tradicional uso de esta planta para el manejo de la glucosa en sangre y muestra su potencial como suplemento para el control de la glucemia (12).

Las líneas de investigación sugieren que el alto contenido en fibras del Nopal (mucílagos, pectinas, hemicelulosas) (13) puede ser en parte responsable del efecto beneficioso sobre los niveles de glucosa y colesterol sanguíneo, al reducir su paso hacia el torrente sanguíneo por inhibición parcial en la absorción (14)(15). Esto podría explicar su efecto hipolipidémico. Así, lo constata un estudio en el que un suplemento de extracto seco de hojas de Opuntia ficus-indica aumentó el HDL colesterol con una disminución del LDL y los triglicéridos en mujeres con síndrome metabólico (16) y en otro estudio de modelo animal se observa una disminución de los triglicéridos y la presión arterial diastólica (17).

Nopal, apoyo en la pérdida de peso

Perder peso no es tarea fácil; millones de personas en todo el mundo buscan soluciones naturales de apoyo a sus planes dietéticos y de ejercicio físico para conseguir mejores resultados. Y es que la obesidad ya ha sido declarada como epidemia por la Organización Mundial Salud (18) y la evidencia muestra que el exceso de peso está asociada a un aumento del riesgo de sufrir diabetes tipo 2, hiperlipidemias, enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer (19)(20). Así que esta ayuda natural que ofrece el Nopal, es inestimable. 

En este sentido, la fibra naturalmente presente en el Nopal puede ser un gran aliado ya que exhibe propiedades beneficiosas como el aumento de la sensación de saciedad y como apoyo en la reducción del peso corporal al unirse a la grasa de la dieta y aumentar su excreción, creando un complejo que no puede ser digerido ni absorbido y por tanto es eliminado (21) (22) (23). Sencillamente si se ingiere una comida rica en grasa, parte de este nutriente se uniría a la fibra del nopal formando un complejo insoluble.  Este se elimina sin ser absorbido y por tanto las calorías de esa grasa, “no cuentan” (no suman). Esto se traduce en una reducción de la absorción de calorías (energía) y a la consecuente pérdida de peso, dentro de una dieta equilibrada. 

Otras líneas de investigación preliminar sugieren que el posible efecto prebiótico, antioxidante y antiinflamatorio del nopal es particularmente interesante para el control de peso y los factores de riesgo asociados (24)(25) ya la evidencia apunta a que la microbiota está involucrada en el control de la inflamación de bajo grado asociada a obesidad (26). A pesar de que la ciencia siempre exige más estudios concluyentes, parece que el Nopal gracias a su aporte de fibra, polifenoles, vitaminas y minerales puede ser beneficioso en la pérdida de peso y en el control de parámetros de riesgo cardiovascular. 

Todos estos beneficios basados en la evidencia científica, han llevado a Anastore a elaborar un complemento alimenticio a base de Nopal de cultivo ecológico para garantizar la máxima calidad de la materia prima y que además garantiza un contenido mínimo del 40% en fibras. Estas sustancias naturalmente presentes en el Nopal ayudan a capturar las grasas y azúcares por lo que este complemento puede ser una buena opción para las personas que sufren diabetes tipo 2 y/o hipercolesterolemia. También eficaz a la hora de bloquear parcialmente el paso de estos nutrientes calóricos hacia la sangre y controlar el apetito, este complemento puede contribuir a la pérdida de peso. Se recomienda tomar dos cápsulas al día de Nopal ecológico Anastore, idealmente antes de las comidas principales para mejores efectos. Sin olvidar la importancia de una alimentación equilibrada y un estilo de vida saludable que incluya la práctica regular de ejercicio físico. 

Y es que “comer cactus” y sus productos derivados, como el extracto seco de hojas de Nopal ecológico de Anastore (Opuntia ficus-indica (L.) Mill.),  nunca fue tan fácil, natural y saludable.  

Este producto está recomendado únicamente en adultos, pero no es apto en embarazo ni lactancia. En caso de condición médica específica o tratamiento farmacológico, consulte previamente con su médico. 
 

Bibliografía

  1. Secretaría de Medio ambiente y recursos naturales. Gobierno de México. https://www.gob.mx/semarnat/articulos/nopales-previo 
  2. Reyes-Agüero J. A., Aguirre Rivera J. R. Agrobiodiversity of cactus pear (Opuntia, Cactaceae) in the meridional highlands plateau of Mexico. Journal of Natural Resources and Development. 2011;1:1–8. doi: 10.5027/jnrd.v1i0.01. 
  3. The origins of an important cactus crop, Opuntia ficus-indica (Cactaceae): new molecular evidence.
    Griffith MP. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21652337 
  4. Donkin R. Spanish red-ethnogeographical study of cochineal and Opuntia cactus. Transactions of the American Philosophical Society. 1977;67:5–84. 
  5. Supplementation with cactus pear (Opuntia ficus-indica) fruit decreases oxidative stress in healthy humans: a comparative study with vitamin C. Tesoriere L, Butera D, Pintaudi AM, Allegra M, Livrea MA. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15277160
  6. Nutritional and medicinal use of Cactus pear (Opuntia spp.) cladodes and fruits. Feugang JM, Konarski P, Zou D, Stintzing FC, Zou C. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16720335/
  7. Nopal Cactus (Opuntia ficus-indica) as a Source of Bioactive Compounds for Nutrition, Health and Disease
    Karym El-Mostafa, Youssef El Kharrassi, Asmaa Badreddine, Pierre Andreoletti, Joseph Vamecq, M’Hammed Saïd El Kebbaj, Norbert Latruffe, Gérard Lizard, Boubker Nasser, and Mustapha Cherkaoui-Malki https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6270776/
  8. Decreased blood glucose and insulin by nopal (Opuntia sp.).
    Frati-Munari AC, Fernández-Harp JA, Bañales-Ham M, Ariza-Andraca CR. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/6367685
  9. Opuntia ficus-indica (L.) Miller as a source of bioactivity compounds for health and nutrition.
    Aragona M, Lauriano ER, Pergolizzi S, Faggio C. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28805459
  10. The effect of nopal (Opuntia ficus indica) on postprandial blood glucose, incretins, and antioxidant activity in Mexican patients with type 2 diabetes after consumption of two different composition breakfasts.
    López-Romero P, Pichardo-Ontiveros E, Avila-Nava A, Vázquez-Manjarrez N, Tovar AR, Pedraza-Chaverri J, Torres N. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25132122
  11. Acute blood glucose lowering effects and long-term safety of OpunDia supplementation in pre-diabetic males and females.
    Godard MP, Ewing BA, Pischel I, Ziegler A, Benedek B, Feistel B. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20621660
  12. Antidiabetic Effect of Fresh Nopal (Opuntia ficus-indica) in Low-Dose Streptozotocin-Induced Diabetic Rats Fed a High-Fat Diet
    Seung Hwan Hwang, Il-Jun Kang, and Soon Sung Lim https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5338070/
  13. Diversity of unavailable polysaccharides and dietary fiber in domesticated nopalito and cactus pear fruit (Opuntia spp.).
    Peña-Valdivia CB1, Trejo C, Arroyo-Peña VB, Sánchez Urdaneta AB, Balois Morales R.https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22899620/
  14. Effect of prickly pear (Opuntia robusta) on glucose- and lipid-metabolism in non-diabetics with hyperlipidemia--a pilot study.
    Wolfram RM, Kritz H, Efthimiou Y, Stomatopoulos J, Sinzinger H. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12503475/
  15. Hypoglycemic activity of two polysaccharides isolated from Opuntia ficus-indica and O. streptacantha.
    Alarcon-Aguilar FJ, Valdes-Arzate A, Xolalpa-Molina S, Banderas-Dorantes T, Jimenez-Estrada M, Hernandez-Galicia E, Roman-Ramos R. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/14699912
  16. The effect of NeOpuntia on blood lipid parameters--risk factors for the metabolic syndrome (syndrome X).
    Linarès E, Thimonier C, Degre M. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18029338/
  17. The Comparative Effect of Nopal and Mucilage in Metabolic Parameters in Rats with a High-Fructose Diet.
    Cárdenas Y, Ríos-Silva M Huerta M, López M, Bricio-Barrios J, Ortiz-Mesina M4, Urzúa Z, Saavedra-Molina A, Trujillo X. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30864849
  18. World Health Organization . World Health Organization; Geneva, Switzerland: 2000. Obesity: preventing and managing the global epidemic. W.H.O. Technical Report Series 894.
  19. Obesity: epidemiology and clinical aspects. Formiguera X, Cantón A. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15561643
  20. Obesity related morbidity and mortality. Bellanger TM, Bray GA. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15751909
  21. Effects of Cactus Fiber on the Excretion of Dietary Fat in Healthy Subjects: A Double Blind, Randomized, Placebo-Controlled, Crossover Clinical Investigation. Ralf Uebelhack, MD, PhD, Regina Busch, Felix Alt, Zhi-Ming Beah and Pee-Win Chong https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4109417/
  22. A Natural Fiber Complex Reduces Body Weight in the Overweight and Obese: A Double-Blind, Randomized, Placebo-Controlled Study. Barbara Grube, Pee-Win Chong, Kai-Zhia Lau, and Hans-Dieter Orzechowski https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3627296/
  23. Opuntia spp.: Characterization and Benefits in Chronic Diseases
    María del Socorro Santos Díaz, Ana-Paulina Barba de la Rosa, Cécile Héliès-Toussaint, Françoise Guéraud, and Anne Nègre-Salvayre, https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5401751/
  24. Nopal (Opuntia ficus indica) protects from metabolic endotoxemia by modifying gut microbiota in obese rats fed high fat/sucrose diet Mónica Sánchez-Tapia, Miriam Aguilar-López, Claudia Pérez-Cruz, Edgar Pichardo-Ontiveros, Mei Wang, Sharon M. Donovan, Armando R. Tovar, and Nimbe Torres https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5498631/
  25. Nopal feeding reduces adiposity, intestinal inflammation and shifts the cecal microbiota and metabolism in high-fat fed rats
    Sofia Moran-Ramos, Xuan He, Elizabeth L. Chin, Armando R. Tovar, Nimbe Torres, Carolyn M. Slupsky and Helen E. Raybould https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5308786/
  26. Involvement of gut microbiota in the development of low-grade inflammation and type 2 diabetes associated with obesity.
    Cani PD, Osto M, Geurts L, Everard A. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22572877/