El ácido hialurónico, la molécula que hidrata la piel

Objetivo: envejecimiento saludable

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), todo individuo, en cada rincón del mundo, debería tener la oportunidad de vivir una vida longeva y saludable. Y es que la OMS define el envejecimiento saludable (1) como el proceso de desarrollo y mantenimiento de la capacidad funcional que permite el bienestar en la edad avanzada

Por tanto no se trata solo de vivir más años sino de vivirlos con las capacidades funcionales operativas. Estas capacidades intrínsecas engloban tanto las físicas (movilidad, independencia para caminar, ver, oír…) como mentales (pensar, recordar…). Pero todas ellas se ven afectadas o reducidas en las edades avanzadas. Por eso la búsqueda de moléculas que ayuden a retrasar el deterioro de estas capacidades parece una excelente estrategia de salud a corto y largo plazo. 

Importancia del ácido hialurónico 

El agua es y será el nutriente más importante para el ser humano. Garantizar su correcto aporte a través de la dieta (agua, otras bebidas e incluso alimentos ricos en agua) es una pauta básica de salud. Pero se precisa además asegurar un correcto nivel de sustancias que mantengan una correcta hidratación en las células y los tejidos corporales y es aquí donde entra en juego el ácido hialurónico (HA). Sorprende su capacidad para retener agua formando parte de las articulaciones y de la piel contribuyendo a su correcta funcionalidad (2) (3) (4).

Desde el punto de vista químico hablamos de un glicosaminoglicano (GAG), un polímero formado por la unión repetida de dos moléculas, ácido D-glucorónico y N-acetil-D-glucosamina (5). Presente de forma natural en todas las células del organismo, destaca su alta concentración en la piel, el humor vítreo ocular y el líquido sinovial de las articulaciones (6) (7) (8) (9)(10).

La Comunidad Científica lleva muchos años investigando con esta sustancia, producida de forma natural por el organismo pero cuya fabricación endógena desciende con el paso de los años. Se investiga cómo su administración, tanto en formato inyectable como en forma oral, puede afectar en distintos órganos y sistemas. 

El ácido hialurónico en la piel

La piel joven presenta un aspecto turgente, elástico y flexible, debido, entre otros factores, a su alto contenido de agua. La extraordinaria capacidad del HA para retener agua podría explicar su aplicación como nutricosmético y su uso en el mercado (11). 

El aspecto de la piel puede verse afectado por el paso de los años como por factores extrínsecos como la radiación solar, el tabaquismo o los propios contaminantes del aire que llevan al envejecimiento prematuro de las pieles incluso más jóvenes (12). 

El ácido hialurónico en las articulaciones

La función articular está relacionada, entre otros factores, con las propiedades del líquido sinovial que la rodea, el cual actúa como lubricante natural y protege a la articulación de impactos y presión. El HA es un componente particularmente abundante en este líquido sinovial (13) por lo que cuando el HA desciende, sus articulaciones se vuelven más vulnerables (14).

Aunque las inyecciones intraarticulares de HA se han empleado con éxito (15), representan una sobrecarga mental para los pacientes que deben acudir regularmente a un hospital para recibir estas dolorosas inyecciones, además del posible riesgo de infección (16) (17).

Por eso se empezaron a estudiar los componentes estructurales de las articulaciones y su posible administración oral como una alternativa que suponga una menor carga para los pacientes. 

Seleccione un ácido hialurónico de calidad

Se deben respetar algunos criterios de calidad en cuanto a la selección de un determinado complemento elaborado a base de HA: idealmente no sintético, sino de origen natural por ejemplo obtenido por fermentación de levaduras; también es fundamental que se garantice que la pureza del producto sea elevada, por ejemplo adquirir un producto con una pureza superior al 90% en HA.

 

Haga clic aquí para comprar el ácido hialurónico derivado de la biotecnología de Anastore

Los complementos a base de HA están destinados a adultos, excepto en el caso de mujeres embarazadas o en periodo de lactancia y no sustituyen a una alimentación equilibrada y variada. Antes de su consumo, si tiene alguna patología o toma medicación crónica, consulte previamente con su médico o terapeuta. 

Bibliografía

(1) What is Healthy Ageing? WHO, https://www.who.int/ageing/healthy-ageing/en/

(2) Skin hydration and hyaluronic acid, Masson F, https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20435251

(3) Ions in hyaluronic acid solutions, Ferenc Horkay, Peter J. Basser, David J. Londono, Anne-Marie Hecht, and Erik Geissler https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2792326/

(4) Hyaluronan and homeostasis: a balancing act. Tammi MI, Day AJ, Turley EA. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11717316/

(5) Hyaluronan: its nature, distribution, functions and turnover. Fraser JR, Laurent TC, Laurent UB. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9260563/

(6) Localization of epidermal hyaluronic acid using the hyaluronate binding region of cartilage proteoglycan as a specific probe. Tammi R, Ripellino JA, Margolis RU, Tammi M. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2450149

(7) Hyaluronan in skin: aspects of aging and its pharmacologic modulation. Stern R, Maibach HI. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18472055

(8) Glycosaminoglycans from bovine eye vitreous humour and interaction with collagen type II. Peng Y, Yu Y, Lin L, Liu X, Zhang X, Wang P, Hoffman P, Kim SY, Zhang F, Linhardt RJ. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29305777

(9) HYALURONATE IN NORMAL HUMAN SYNOVIAL FLUID, David Hamerman and Hilda Schuster https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC293057/

(10) THE HYALURONIC ACID OF SYNOVIAL FLUID IN RHEUMATOID ARTHRITIS Charles Ragan and Karl Meyer https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC439575/

(11) Hyaluronic acid: A key molecule in skin aging. Papakonstantinou E, Roth M, Karakiulakis G. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23467280

(12) Ingested hyaluronan moisturizes dry skin. Kawada C, Yoshida T, Yoshida H, Matsuoka R, Sakamoto W, Odanaka W, Sato T, Yamasaki T, Kanemitsu T, Masuda Y, Urushibata O. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25014997

(13) Hyaluronic acid in synovial fluid. I. Molecular parameters of hyaluronic acid in normal and arthritis human fluids. Balazs EA, Watson D, Duff IF, Roseman S. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/6046018/

(14) The role of hyaluronic acid (hyaluronan) in health and disease: interactions with cells, cartilage and components of synovial fluid. Ghosh P. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/8162648

(15) Efficacy and safety of hyaluronic acid in the management of osteoarthritis: Evidence from real-life setting trials and surveys. Maheu E, Rannou F, Reginster JY. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26806183

(16) Potential mechanism of action of intra-articular hyaluronan therapy in osteoarthritis: are the effects molecular weight dependent? Ghosh P, Guidolin D. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12219318

(17) Intraarticular injection of hyaluronan as treatment for knee osteoarthritis: what is the evidence? Brandt KD, Smith GN Jr, Simon LS. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10857778