Aceite esencial Alhucema Bio

Lavandula latifolia

Regenerador y reparador

Aceite esencial Alhucema Bio

PRINCIPALES INDICACIONES:

Infecciones microbianas, antiinflamatorio, cicatrizante, favorecedor del sueño.

8,20 €

Ref. 0018517 En Stock

Descripción

Desde el punto de vista de la salud, el aceite esencial de lavanda aspic es el producto de lavanda más interesante. Combate las infecciones, por lo que está indicado contra infecciones microbianas (anginas, bronquitis, sinusitis, rinofaringitis, cistitis, vaginitis, dermatitis). También actúa eficazmente contra el estafilococo dorado e incluso contra el virus del herpes Zoster y de la hepatitis.

Antiinflamatorio y cicatrizante, está aconsejado para el acné y los eccemas, contra las picaduras y mordiscos de insectos así como para las quemaduras graves como primer tratamiento. Gracias a su acción sedante también se utiliza como calmante contra el insomnio.

Certificaciones

Quemotipo: linalool
Modo de cultivo: ecológico
Parte utilizada: sumidad floral
Origen: España
Método de extracción: Destilación por vapor

100% de los ingredientes proceden de la Agricultura Ecológica

Método de fabricación controlado. Características certificadas por Bureau Veritas Certification -92046 PARIS LA DÉFENSE- según el referencial I-305 disponible sobre www.qualite-france.com

Composición

INGREDIENTES:

Camphor, 1,8-cineole, Linalool, Alpha-pinene, Beta-pinene.
Perfume: Olor herbáceo, suave, balsámico, con tonalidades florales y de bosque.

INCI:

Lavandula Latifolia Oil*
* ingredientes procedentes de la Agricultura Ecológica

Uso

CONSEJOS DE USO:


• Los usos principales de los Aceites Esenciales (AE) abarcan el cuidado terapéutico (vía oral, transcutánea, cutánea, pulmonar), el masaje terapéutico, el cuidado dermocosmético y capilar, la balneoterapia, la perfumería y la gastronomía.
• Los AE son extractos vegetales muy concentrados. Se deben utilizar excipientes apropiados para todas las vías de absorción, en especial para la vía oral.
• Los AE no son hidrosolubles, por tanto, no se debe utilizar el agua como excipiente, es preferible utilizar aceites vegetales, una base limpiadora (champú, gel de ducha), alcohol o una base de crema neutra.
• Para la vía oral, diluir el AE en un aceite vegetal, en miel o en azúcar (jarabe de azúcar de caña).

PRECAUCIONES:


• Mantener fuera del alcance de los niños.
• No verter nunca los AE puros en el agua, pues utilizados de este modo pueden provocar una irritación de los tejidos.
• No utilizar en niños menores de 3 años.
• Ciertos AE pueden ser peligrosos para las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. Evite la automedicación. Pida consejo a su médico aromaterapeuta.
• Se debe prestar una atención especial a los pacientes que presenten una alergia conocida, pues en los AE puede estar presente cierta cantidad de moléculas potencialmente alergénicas (cinamaldehido, citral, citronelol, eugenol, geraniol, D-limoneno, linalol, cumarina, etc.).
• Algunos AE producen irritación de la piel y las mucosas. Se debe tener en cuenta la agresividad de los fenoles y de los aldehídos para la piel y las mucosas. Elegir los excipientes adaptados y las concentraciones adecuadas.
• Antes de usar se aconseja comprobar la tolerancia a los AE por medio de una prueba sobre la piel (aplicar sobre el interior de la muñeca).
• En caso de contacto con los ojos limpiar urgentemente el aceite con un algodón empapado en aceite vegetal puro o verter varias gotas de este aceite vegetal puro sobre el globo ocular.
• Las zonas anogenitales, las vías auricular, nasal e intravenosa no deben ser nunca objeto de aplicación de AE puros.
• En caso de ingestión accidental, ingerir aceite vegetal (de 1 a 3 cucharadas soperas), no provocar el vómito. No beber nunca agua.
• Todos los aceites esenciales de cítricos son fotosensibilizantes. No exponerse al sol durante las 12 horas siguientes a la aplicación o ingestión.
• El aceite esencial de menta piperita no debe aplicarse nunca sobre una zona cutánea amplia (reacción de frío).
• Es indispensable un control médico para todos los pacientes con patologías de larga duración y para las personas de más edad, pues conviene verificar la ausencia de interacciones entre los AE y los tratamientos en curso.
En caso de ingestión accidental de una cantidad importante de aceite esencial, contacte el centro de toxicología más próximo.

INSTRUCCIONES DE ALMACENAMIENTO:

Mantener en posición vertical y protegido de la luz y del calor.

Sus preguntas