Vela de masaje Capricho de jengibre para él

Especia vigorizante por excelencia

Vela de masaje Capricho de jengibre para él

59,00 €

Ref. 0086233Fuera De Stock

Descripción

Luz, placer táctil, calor y efluvios golosos. Perfecto para disfrutar de un genuino instante de voluptuosidad. Vela de masaje con diseño depurado. Una vez encendida, se transforma en un aceite untuoso de masaje con un perfume apetecible y sensual. Las mantecas y los aceites vegetales asociados con la cera de abejas permiten un deslizamiento perfecto sobre la piel. La piel es hidratada y protegida.

Especia vigorizante por excelencia, el jengibre aviva las pasiones...

Recipiente de porcelana REVOL®, mecha de algodón.

Certificaciones

100.00% de los ingredientes son de origen natural 
de los cuales 86.50% proceden de la Agricultura Ecológica

Método de fabricación controlado. Características certificadas por Bureau Veritas Certification -92046 PARIS LA DÉFENSE- según el referencial I-305 disponible sobre www.qualite-france.com

Composición

INGREDIENTES:

Manteca de Karité Bio, aceite de Cañamo Bio, cera de Abeja, aceites esenciales: Jengibre Bio, Bergamota Bio, Romero Bio, perfume natural, extracto de Romero Bio.
Perfume: Picante.

INCI:

INCI : Butyrospermum Parkii butter*, Cannabis Sativa Seed Oil*, Cera Alba, Zingiber Officinale Extract*, Aroma (natural), Citrus Aurantium Bergamia Oil*, Rosmarinus Officinalis Oil*, Rosmarinus Officinalis Leaf Extract*, Limonene**, Linalool**, Citral**, Geraniol**, Citronellol**.
* ingredientes procedentes de la Agricultura Ecológica.
** constituyente natural de los aceites esenciales.

Uso

CONSEJOS DE USO:

Encienda la vela, vierta poco a poco el aceite que se forma, masajee y saboree. Se recomienda comprobar la sensibilidad de la pareja. Para ello, primero vierta una pequeña cantidad de aceite en la zona que vaya a masajear a modo de prueba.

PRECAUCIONES:

Coloque la vela encendida en una superficie estable, plana y bien despejada, alejada de cualquier material inflamable (sábanas, cortinas, ropa, estanterías, etc...). No coloque la vela encendida directamente sobre la cama. Nunca deje una vela encendida sin supervisión. Manténgase fuera del alcance de los niños.

Sus preguntas